01/12/2022
01:06 AM

Más noticias

Escapó de la guerra y vino a hacer reír a los sampedranos

Miguel Ángel Lindo era el último de los “Dancing Brothers” y muchos lo recordarán vestido de Santa Claus durante navidad.

San Pedro Sula, Honduras.

En un ambiente de emotividad y recuerdos, cientos de sampedranos dieron el último adiós ayer al artista Miguel Ángel Lindo, más conocido como “Repollito”, el querido payasito de la televisión hondureña.

El comediante de origen nicaragüense llegó a Honduras en los años 70´s junto a sus hermanos Alex y Andy, buscando escapar de la guerra y tener mejores oportunidades.

En su país natal los tres hermanos se dedicaban a la milicia, pero al establecerse en territorio hondureño decidieron incursionar en el entretenimiento, brindando espectáculos de acrobacia y comedia en parques, bares y ferias para poder subsistir.

Fue así como nació el reconocido grupo “The Dancing Brothers”, que en 1976 debutó en televisión, logrando ganarse la simpatía y cariño de miles de espectadores.

Amigos y conocidos expresaron sus condolencias

El Show de los Dancing Brothers se convirtió en uno de los programas favoritos de las familias hondureñas, pero luego de un par de años los hermanos decidieron separarse. No obstante, en 1979 Miguel Lindo fue llamado para dar vida al primer Santa Claus de la televisión nacional, en el programa “Fantasía Navideña”, que se transmitía desde el mes de noviembre hasta principios de enero.

a propuesta gustó tanto a los televidentes que la Corporación Televicentro decidió dejar el programa durante el resto del año, pero bajo el nombre de “Telefantasía”, donde Lindo comenzó a incluir a sus hijos Ernesto (Caramelito) y Miguel Ángel (Popeyito).

Luego de un tiempo en pantalla, el comediante decidió crear su propio negocio de entretenimiento junto a su familia, brindando el servicio de animación y golosinas para fiestas infantiles y otros eventos.

La familia manifestó su agradecimiento por las muestras de afecto y apoyo.

Acerca de su vida detrás del maquillaje y la característica nariz roja que complementaba su atuendo, su hijo menor Miguel Ángel Lindo, recuerda a su padre como un hombre soñador, trabajador y humilde, quien “nunca acumuló riquezas porque siempre ayudaba a los más necesitados”.

“Mi papá estuvo casado por 50 años y procreó cuatro hijos biológicos, pero tiene más de 26 hijos adoptivos”, compartió Miguel Ángel, mientras narraba cómo su progenitor rescató a muchos niños y jóvenes de las calles, los instruyó en el arte de la comedia y les brindó su apellido.

Asimismo, compartió que “Repollito” mantuvo la actitud positiva y espíritu alegre que lo caracterizaba hasta el último momento de su vida. Miguel Ángel Lindo falleció a sus 71 años el pasado domingo 11 de septiembre a la 1:20 de la tarde rodeado de su familia, luego de luchar por dos años contra una enfermedad cardiaca.

El velatorio se llevó acabo en una funeraria de San Pedro Sula, desde donde una gran caravana de vehículos acompañó a la carroza fúnebre en un recorrido por la colonia Satélite, donde este vivía, para que sus vecinos y amigos pudieran despedirse antes de su sepelio, el cual se llevó a cabo en un servicio especial en el cementerio Jardines de la Resurrección.