San Pedro Sula, Honduras.

El censo de buses urbanos en San Pedro Sula comenzó para sacar de circulación el transporte público ilegal.

Unas 300 unidades han sido censadas el jueves y el viernes. El equipo de 16 miembros de Fusina y 12 empleados de la Dirección Noroccidental de Transporte tiene capacidad para registrar un estimado de 250 vehículos diarios. Al finalizar con los buses urbanos continuarán con taxis y posteriormente buses interurbanos.

Francisco Alvarado, director regional de Transporte, dijo: “El objetivo es sacar de circulación toda unidad que trabaje ilegalmente y tener un control más exacto de cuánto es el transporte público que circula en la ciudad”.

Los vehículos serán decomisados inmediatamente.

Algunos transportistas manifestaron que están conformes con esta medida que les permitirá terminar con la competencia desleal que representan los buses y taxis ilegales que transitan por la ciudad y afectan el tráfico vehicular convirtiéndolo en un caos.

Trabajo con Fusina

La participación de Fusina en el operativo se basa en el registro de los pasajeros para seguridad de todos. Además están coordinado operativos en el centro de la ciudad y en las entradas y salidas.

También se está verificando la documentación, regulando que la capacidad de pasajeros esté de acuerdo con la autorizada por el Estado, revisando los permisos de operación y que las matrículas no estén vencidas. El lunes continuará el censo; hasta el momento no hay decomisos.