28/02/2024
03:14 AM

Dos mil plazas de trabajo ofrecen a retornados de México

  • 09 julio 2014 /

Del estado de Tapachula llegaron a la ciudad de San Pedro Sula, 238 hondureños, entre ellos venían 149 menores, la mayoría acompañados de sus padres.

San Pedro Sula, Honduras

Autoridades de diferentes entidades del Gobierno unificaron proyectos para dar alternativas de educación y empleo a los cientos de hondureños deportados que llegan todas las semanas desde México.

El punto de encuentro fue en el centro de migrantes de la Dirección de la Infancia, Adolescencia y Familia (Dinaf) en el barrio Medina, donde la primera dama Ana de García ofreció apoyo a las familias que vienen con sus sueños destrozados por no lograr llegar a los Estados Unidos.

Ver especial: Niños hondureños en la frontera de EUA

La funcionaria reiteró que los hondureños llegan con frustraciones después de largos viajes desde México, pero aseguró que en el país hay oportunidades y por ello les ofrecen proyectos de Gobierno para reintegrarlos a la vida laboral.

“No dejemos que nuestros menores se marchen por los múltiples riesgos a los que se enfrentan en el camino”, agregó García.

Solo ayer llegaron deportados de México 238 personas.Entre ellos 149 menores, quienes en su mayoría venían acompañados de sus padres. A través de las alcaldías, el Gobierno Central está desarrollando proyectos para apoyar de forma directa a todas las familias que han llegado deportadas.

En los primeros seis meses del año han llegado al país más de 6,000 menores de edad que han sido retornados desde el país azteca. Carlos Madero, ministro de Trabajo, dijo que tienen disponibles más de dos mil plazas de empleo para los migrantes que se van del país por falta de oportunidades.

“Queremos reintegrar a estas personas al mercado laboral y los que son de la zona rural apoyarlos con proyectos agrícolas”, expresó el funcionario. Los deportados que hablan inglés pueden ser contratadas hasta de inmediato porque es donde se dan las mayores oportunidades, agregó Madero.

Melisa Santos, registradora civil de San Pedro Sula, dijo que debido al gran ingreso de menores deportados, desde ayer habilitaron dos computadoras para emitir desde el mismo centro del migrante, las partidas de nacimiento que son un documento esencial para que los menores sean entregados a sus familiares.

“Queremos agilizar los trámites y que las personas que vienen deportados regresen lo más pronto a sus lugares de origen”, agregó Santos.

La Secretaría de Educación aseguró que todos los menores serán reintegrados a los diferentes centros educativos, sin importar el tiempo que estuvieron fuera del país.