01/12/2022
05:00 PM

Más noticias

Cien millones de lempiras adeuda alcaldía de SPS al Cuerpo de Bomberos

Autoridades de Bomberos esperan poder reunirse pronto con el alcalde, ayer le enviaron una carta.

San Pedro Sula, Honduras.

Desde agosto de 2020, la alcaldía sampedrana cesó las transferencias de la tasa bomberil al Cuerpo de Bomberos de la Capital Industrial, adeudando a la fecha cerca de L100 millones.

Jorge Turcios, comandante de Bomberos en esta ciudad, detalló que en agosto de 2021 sin explicación se les dejó de transferir el dinero que corresponde a dicha tasa, la cual los sampedranos cancelan cuando pagan sus impuestos como bienes inmuebles.

El dinero es captado por la alcaldía y debe ser transferido sin falta los 10 primeros días contados a partir del siguiente mes de su recepción según el artículo 24 de la Ley de Bomberos creada vía decreto 56-2019.

El mismo artículo señala que es prohibido destinar los fondos para fines ajenos, por lo cual en caso de contravención se incurre personal o colectivamente en la responsabilidad que procede de conformidad con el Código Penal.

La alcaldía también debe dar un informe en donde se refleje el total trasladado de los fondos.

A las autoridades de Bomberos no se les ha dado explicaciones de por qué la administración saliente de Armando Calidonio no depositó ese dinero en tiempo y forma, y ha pedido a Roberto Contreras una reunión urgente. Ayer le enviaron una carta sobre el tema.

El incumplimiento de este depósito se sanciona con un 7% de interés a favor del Cuerpo de Bomberos, dicta la ley. Durante estos meses, las autoridades de los apagafuegos han tenido que optimizar sus recursos centrándose en la reparación de unidades primordiales y sobre todo salarios.

La captación de más recursos en la tasa bomberil municipal es clave para la creación de más estaciones y mayor personal en la Capital Industrial, una ciudad en crecimiento y que en los últimos años ha sufrido varios incendios.

Estaciones

Turcios informó a LA PRENSA que el municipio cuenta con 150 bomberos, una estación y seis subestaciones.

Estas cifras son muy pocas considerando las normas recomendadas por la Asociación Nacional de Protección contra el Fuego (NFPA), organización estadounidense que recomienda tener un bombero por cada mil habitantes y una estación por cada 25,000 pobladores.

Si San Pedro Sula tiene cerca de un millón de habitantes, debería tener cerca de mil bomberos y al menos 40 estaciones. El noroeste y el sureste, ambos en crecimiento, carecen de estaciones.