17/06/2024
04:32 PM

Señales de que su hijo es víctima de acoso escolar

El 2 de mayo se conmemora el Día contra el Bullying. Según una investigación liderada por la Universidad Pedagógica, en el país cuatro de cada 10 alumnos de básica sufren insultos de otros estudiantes y tres de cada 10 han sido golpeados.

San Pedro Sula

A nivel mundial se conmemora el 2 de mayo como el Día contra el bullying o abuso escolar, un problema social que afecta a muchos estudiantes, especialmente durante la primaria.

Un fenómeno que también afecta a adolescentes y jóvenes y que, a pesar de los diversos programas de prevención, cobra cada vez más fuerza en las redes sociales.

De acuerdo con la psicóloga Linda Mariona, el bullying ha existido siempre, pero con el paso del tiempo ha ido “evolucionando”. Desde que el psicólogo noruego Dan Olweus se interesase por estudiar el impacto del acoso escolar y su prevención allá por el año 1982, el bullying no ha parado de cambiar para adaptarse a las circunstancias de cada época.

Hoy el acoso físico no es tan frecuente como en generaciones anteriores pero, en cambio, han surgido nuevas formas más sutiles de acoso escolar con el auge de la tecnología e internet que, como no dejan marcas evidentes, suelen ser más difíciles de reconocer.

Sin embargo, aunque el ciberbullying, el acoso social o psicológico no sean tan fáciles de identificar a simple vista, he aquí algunas señales cotidianas que pueden alertarte de que tu hijo podría estar siendo víctima de acoso escolar:

1. Cambios frecuentes de humor. Si notas que tu hijo está más estresado, irritable, triste o ansioso que de costumbre es probable que tenga algún problema. Y, si este comportamiento persiste sin causa aparente, podría ser una señal de que está siendo víctima de bullying.

2. Actitud negativa hacia el colegio. Si un niño o adolescente que nunca antes había tenido problemas con el colegio comienza a inventarse excusas para no ir a clase, dice que odia ir a la escuela o ya no quiere quedar con sus compañeros es probable que tenga algún problema en el ámbito escolar.

3. Aislamiento social. Algunos niños y adolescentes suelen ser más introvertidos que otros. Sin embargo, si notas que tu hijo pasa mucho tiempo solo, se distancia de sus amigos o evita acercarse a sus compañeros del colegio quizá pueda estar siendo víctima de acoso escolar.

4. Disminución del rendimiento escolar. El acoso escolar impide que los niños y jóvenes puedan centrarse en los estudios, por lo que es habitual que, si tu hijo está siendo acosado en el colegio, su rendimiento escolar disminuya y tenga peores resultados académicos.

5. Alteraciones en los hábitos cotidianos. Todos los niños y adolescentes atraviesan etapas en las que cambian sus hábitos alimentarios o de sueño. Sin embargo, si notas que estos cambios se extienden en el tiempo sin una causa aparente, es posible que puedan ser una manifestación de sus problemas en la escuela.