San Pedro Sula, Honduras.

Un grupo de jóvenes sampedranos demostró que la solidaridad mueve montañas, al realizar una actividad en la que repartieron comida a las personas más necesitadas y juguetes para los niños.

El grupo de jóvenes que se conoció en una universidad sampedrana lleva cuatro años realizando dicha actividad y llevando un momento de alegría a las personas con mayor necesidad en la ciudad.

El grupo realizó un recorrido por el centro de San Pedro Sula.

Con dinero de sus bolsillos y de algunas empresas que realizaron donaciones, los jóvenes prepararon más de 250 platos de comida, refrescos, juguitos y salieron a repartirlos este fin de semana por la noche.

El grupo recorrió el centro de San Pedro Sula y finalizaron en las afueras del Hospital Mario Catarino Rivas, en el cual dieron un plato caliente y refrescos a las personas que esperaban noticias de sus familiares hospitalizados y que llevaban horas sin comer un bocado.

Los jóvenes mostraron solidaridad.

Varias empresas se sumaron a la obra de los jóvenes y realizaron donaciones para que lograron comprar la comida y luego repartirla, entre ellas Terminix, Servicios de Occidente, Pingüino y Panadería Jerusalém.

La actividad de los jóvenes fue aplaudida en las redes sociales. “Muchísimas gracias a las personas que se sumaron, logramos llevar un poquito de alegría a la vida de estas personas”, compartió Larissa Ruiz, una de las organizadoras.

Panadería Jerusalém realizó una donación de pan molde.