27/09/2022
12:24 PM

Más noticias

Advierten sobre estafas en construcción de viviendas

Varios hondureños han sido víctimas de estafas en sobrevaloración de vivienda, tiempos de ejecución de obras y mala praxis con materiales de baja calidad.

San Pedro Sula

Para los recién casados Monserrat Maldonado y Ricardo Ham, el sueño de estrenar su casa se convirtió en una pesadilla luego que fueran estafados por una supuesta constructora, y hasta el día de hoy, no se han podido trasladar a su vivienda.

Todo comenzó cuando por referencias de un familiar conocieron al personal de esta inmobiliaria que les ofreció una casa de calidad. Por ese vínculo de confianza, y hacer mayor indagación sobre esta constructora, se dispusieron a comprarle un terreno a la misma y que estos se encargaran de erigir su vivienda y que además, a través de esta supuesta firma se gestionara un préstamo en el banco.

Todo parecía bien al principio luego de la aprobación del préstamo, había supervisión constante del personal de la inmobiliaria y comunicación en ambas vías.

" Hay varios casos que se están investigando, la semana pasada se condenó a una mujer relacionada a esto "

Sin embargo, de pronto la construcción se comenzó a dilatar mucho, había excusas tales como que los albañiles se habían ido ilegales a Estados Unidos, que el carro se le había arruinado a un contratista como al ebanista.

Luego la inmobiliaria comenzó a solicitar más dinero, alegando alza de precios, y tras muchos roces, y una dilatación de avances que se extendió casi todo 2021, la obra quedó inconclusa y la inmobiliaria no se hizo responsable, por lo que la pareja optó por cancelar el contrato y finalizarla ellos con ayuda de algún profesional.

Fue una pesadilla, pues los baños no se habían finalizado, tampoco la cocina, así como los acabados de cerámica y la pintura, pero por si fuera eso poco el techo de la casa nueva tenía goteras con moho en el cielo falso, fisuras en las paredes y otros problemas estructurales así como la falta de tuberías.

La pareja fue estafada con más de 310 mil lempiras que no se reflejan en la ejecución de la obra, lo que representa al menos un 17% del valor total de la inversión.

" Los hondureños deben evitar caer en estos engaños asesorándose en el colegio de arquitectos "

Los afectados han pagado 9 cuotas al banco para no perder su casa y por los problemas mencionados al día de hoy no se han podido trasladar.

Aunque pusieron la denuncia ante la Fiscalía del Consumidor poca respuesta esperan, ya que la supuesta inmobiliaria no tiene dirección física, solo una página de Facebook.

Al exteriorizar su problema, la pareja dio con al menos seis personas que fueron estafadas en similares condiciones por la misma supuesta inmobiliaria.

Otra afectada de estas, a quien llamaremos María López, también accedió a un préstamo bancario gestionado mediante la inmobiliaria y cuando le acreditaron un primer desembolso pagó el terreno y parte de la ejecución de la casa.

La ejecución se dilató también casi un año debido a las excusas sin sentido de los representantes de la inmobiliaria, y la afectada junto a su esposo, soportaron la carga financiera de un alquiler y la letra del préstamo durante meses, lo que los llevó a una crisis financiera.

Sin haber finalizado la obra, que avanzó con muchas imperfecciones en un par de meses, la pareja se mudó. Solo pasó un mes estando ahí para que salieran a la luz problemas estructurales, fugas de agua, sistema eléctrico deficiente, tuberías incorrectas, grifos en mal estado.

La joven optó por llevar un equipo supervisado por un ingeniero colegiado, le cambiaron el sistema eléctrico tras encontrarlo insuficiente, según el dictamen de ellos, elaborado con lo más barato del mercado.

La inmobiliaria no respondió nunca más y según los evaluadores privados la obra estaría sobrevalorada por al menos L400 mil. La joven optó por irse a Estados Unidos para pagar su deuda con el banco y no perder la casa, a la cual todavía sigue haciendo arreglos porque pese a las dificultades es el patrimonio de su pequeña hija.

Estafas

Elvis Guzmán, portavoz del Ministerio Público (MP), informó que hay varios casos que se investigan, incluso la semana pasada se condenó a Karen Johana Benítez Antúnez, quien según el MP se hizo pasar como ingeniera dueña de una constructora y no cumplió con el contrato por un monto de 5 millones de lempiras.

Benítez Antúnez está en espera de la condena, o sea el juez la encontró culpable y pronto le va dictar sentencia.

El artículo 365 indica que el delito de estafa debe ser castigado con la pena de prisión de 2 a 4 años si el valor de lo defraudado excede los L5,000 y según el artículo 366 estas deben aumentar un tercio si concurre en la siguiente circunstancia: los hechos recaen sobre cosas de primera necesidad o destinadas a un servicio público de titularidad pública o privada o a la vivienda.

Ángel Payán, presidente del Colegio de Arquitectos de Honduras capítulo noroccidental, dijo que los hondureños deben evitar caer en estas estafas asesorándose y dio pauta de los diez pasos para proteger su inversión de vivienda jurídica y financieramente.

“Es vital asesorarse con el CAH sobre la constructora o inmobiliaria que le ofrece sus servicios”, dijo.

Advierten sobre estafas en construcción de viviendas