Mercados cumplen con las medidas de bioseguridad

Empezaron a operar las carnicerías, lácteos, abarroterías y comedores. Los locales serán supervisados periódicamente para poder garantizar las medidas de bioseguridad.

Clientes, locatarios y todos los que ingresen en los mercados deben cumplir las medidas. Poco a poco se irán abriendo más áreas.
Clientes, locatarios y todos los que ingresen en los mercados deben cumplir las medidas. Poco a poco se irán abriendo más áreas.

San Pedro Sula.

Tres mercados municipales están operando San Pedro Sula con las medidas de bioseguridad requeridas y con el 20% de los empleados.

Sinager y personal municipal hicieron las inspecciones necesarias en los mercados de Cofradía, Central y Medina.

Los vendedores han sido instruidos y están cumpliendo las medidas, igual le piden a los compradores que apoyen cumpliendo las medidas correspondientes para poder protegerse unos a otros.

Ubicación
El mercado Central está en la 5 y 6 calles, entre la 3 y 4 avenidas en el Centro. El Medina, entre 7 y 6 calles, 4 avenida del mismo barrio.

“Hemos hecho un recorrido por todos los locales para mostrarle a Sinager la forma en que están siguiendo los locatarios los protocolos de bioseguridad”, dijo Alberto Marín, gerente de Servicios Públicos y Participación Comunitaria.

Los tres mercados municipales ya reactivaron sus servicios a la ciudadanía con el 20% de los locatarios, garantizando así la seguridad de las personas que lleguen a realizar sus compras en esos establecimientos.

Las actividades que se reactivaron a la ciudadanía son en la cadena alimenticia como carnicerías, lácteos, abarrotería, comedores, entre otros, y paulatinamente se estarán abriendo los otros, de acuerdo con lo establecido por Sinager.

Importante

Los mercados cuentan con una zona de entrada y una de salida, se toma la temperatura tanto al locatario como al cliente, y se cuenta con una bomba de fumigación; además, los locales están señalizados para mantener el distanciamiento. Cada locatario usa su gabacha blanca, mascarillas, y su respectivo gel para trabajar.

El llamado es para que las personas que visiten estos lugares ayuden a los locatarios que cumplan las medidas.

Moisés García, administrador del mercado Central, dijo que las medidas tomadas son las recomendadas por Sinager, especialmente para preservar la vida, no solo de las personas que trabajamos acá, sino de todos.

lg-mercadosSPS-070920 (1)(800x600)
8 mercados periféricos son los que tiene planificado construir la Municipalidad para recuperar el centro de SPS

Los locatarios recibieron capacitación en bioseguridad para prevenir el covid-19, tiene en sus puestos gel antibacterial y alcohol a disposición de los clientes que lleguen a hacer compras, a efecto de darles un espacio seguro.

Iván Gallegos, arrendatario del mercado Medina, dijo que cuentan con equipos de bioseguridad. “Hago un llamado a la clientela para que nos visiten”.

También en el mercado de Cofradía ya comenzaron a recibir a los clientes con todas las medidas de bioseguridad.

Sinager hará visitas periódicas para vigilar el cumplimiento.

Locatarios de Guamilito ya venden en el nuevo predio

En la 7 calle y 8 avenida del barrio Guamilito, los locatarios del mercado alquilaron un predio y comenzaron a vender.
Ha sido un esfuerzo de ellos porque siguen a la espera de que la Municipalidad comience los trabajos de construcción del mercado luego de más de dos meses del incendio.

En ese siniestro resultaron afectados 157 locales de los 390 que había en el mercado de artesanías.La presidenta de la comisión de afectados, Gabriela Paz, dijo que están a la espera de una reunión con el arquitecto para saber qué pasará con la construcción del mercado. “Somos familias que dependemos de estas ventas. Ya teníamos problemas con la pandemia y con el incendio la situación empeoró”, dijo la dirigente.

En ese predio hay varios vendedores, pero otros han optado por alquilar espacios en el mismo barrio y contactarse con su clientela por vía telefónica.

Lg-portadilla03-0920(800x600)
Los locatarios ya comenzaron en el nuevo predio.
La Prensa