Vendedores del Guamilito piden que reconstrucción de mercado sea socializada

La alcaldía aprobó L7.6 millones y para cada vendedor afectado L50,000.

Unas 10 vendedoras de flores están en las calles, aunque sus locales no se quemaron no pueden hacer uso de ellos.
Unas 10 vendedoras de flores están en las calles, aunque sus locales no se quemaron no pueden hacer uso de ellos. /

San Pedro Sula, Honduras.

Llenos de dudas sobre la reconstrucción del mercado Guamilito, los vendedores piden a la alcaldía de San Pedro Sula una reunión para socializar el proyecto valorado en 113 millones de lempiras.

Han pasado 16 días de aquella fatídica tarde cuando un incendio de grandes proporciones arrasó con el 70% del mercado Guamilito, siendo el área de artesanías la más afectada.

Debido a que hay una investigación en curso porque el incendio fue provocado, de acuerdo con el informe técnico del Cuerpo de Bomberos, los escombros siguen sin ser removidos.

La Corporación Municipal ya aprobó la reconstrucción y remodelación del mercado con un presupuesto de L113 millones e incluso dio a conocer el moderno diseño del edificio que pasaría a ser de una a dos plantas porque se añadiría un estacionamiento techado.

Adicionalmente aprobaron una partida de L7.6 millones para apoyar a los arrendatarios con un fondo inmediato de L50,000 por cada uno de los afectados directamente.

LEA: Persisten los malos olores en San Pedro Sula

Sin embargo, los vendedores dicen que el proyecto no ha sido socializado con ellos y que tienen muchas dudas que no han sido respondidas. “Nosotros ya mandamos un documento pidiéndole al alcalde una reunión, porque nos hemos dado cuenta de este proyecto por medio de la página de la alcaldía, ningún representante ha venido a socializar ese proyecto”, dijo Gabriela Paz, presidenta de la comisión de afectados.

Entre las preocupaciones de los arrendatarios está un incremento en la renta, una reducción de los espacios, el tiempo que tardará en llevarse a cabo el proyecto y si mientras tanto serán reubicados para poder comenzar a vender.

“No sabemos si los puestos tendrán las mismas medidas. Lo que se muestra ahí parece un centro de convenciones, y no es que seamos malagradecidos, pero queremos trabajar en conjunto con la alcaldía de acuerdo con nuestras necesidades”.

Agregó que hay vendedores del área de comidas y de las flores que han invertido en mejoras en sus locales. También quieren saber cuándo les desembolsarán los L50,000 a cada uno de los afectados directos.

Al lugar han llegado cuadrillas a hacer mediciones en la parte de afuera del edificio.

Algunas tortilleras y vendedoras de flores se han colocado en las calles a vender. “Nosotros somos del área de las flores, estamos a orilla de la calle porque no nos dejan trabajar en nuestros puestos (que no se quemaron). Necesitamos trabajar”, indicó Juana Hernández.

De 21 negocios de flores, el 50% está trabajando en las calles.

Magda Gutiérrez, vicepresidenta de la directiva del mercado, dijo que les habían prometido reubicarlos temporalmente para que comenzaran a vender, pero hasta el momento no les han dicho nada. Gutiérrez también reclamó que no les hayan ayudado con los salvoconductos que habían solicitado para comenzar a vender en las calles si era necesario.

La Prensa