Insalubridad en la ciudad por basureros y derrames de aguas negras

Ciudadanos de diferentes sectores reportan que no están recibiendo el servicio del tren de aseo.

Incluso los ríos están sufriendo los estragos de la contaminación, especialmente el Bermejo. Fotos: Franklyn Muñoz.
Incluso los ríos están sufriendo los estragos de la contaminación, especialmente el Bermejo. Fotos: Franklyn Muñoz.

San Pedro Sula.

Los malos olores que desde hace semanas se propagan por San Pedro Sula podrían deberse en parte a la proliferación de basureros clandestinos y a los derrames de aguas residuales en diversos sectores de la ciudad.

Numerosas fueron las quejas de los sampedranos ayer en las redes sociales de LA PRENSA tras el reportaje de los olores nauseabundos que se sienten en casi toda la ciudad, en especial por las noches y madrugada.

Estamos sintiendo un mal olor por las noches y madrugadas hace semanas.

Jorge Escalón, sampedrano

Los vecinos exigen a las autoridades indagar los factores que podrían estar provocando los malos olores. Y a pesar de la insistencia en conocer si las autoridades de la Gerencia Ambiental de la Municipalidad comenzaron alguna investigación, su directora Cristy Raudales no contesta.

Los expertos advierten que el impacto ambiental que generan los focos de contaminación es grave, no solo para el entorno, también para la salud de todos los pobladores.

En un recorrido hecho por LA PRENSA se pudieron identificar al menos 15 basureros, la mayoría en el noreste que incluye los Cármenes, Santa Marta, Lomas de Pepe Lobo y otras comunidades aledañas.

km-basura-260620 (2)(800x600)
En otros sectores de la ciudad abundan los basureros y las aguas residuales.

Laura Espinal, vecina de la aldea El Carmen, reportó que no están recibiendo el servicio del tren de aseo con la misma frecuencia, lo que provoca que los desechos se acumulen en aceras o a orillas de las calles.

“Hay vecinos que les están pagando a los carreteros para que se lleven las bolsas, yo prefiero esperar a que pase el basurero y tengo mis desechos adentro para que los animales no la rompan”, dijo Espinal. En Cabañas, la situación es la misma.

Los residentes han convertido en un botadero una esquina cerca de la 15 calle, lo cual hace que en la zona se propagan fuertes hedores a todas horas.

En la primera etapa de la Satélite, los vecinos denuncian una filtración de aguas residuales desde hace cinco meses y pese a que han dado parte a las autoridades competentes no han obtenido respuesta. Igual problemática se presenta en Villa Florencia y la Guadalupe.

No hay colapso

Golda Sánchez, vocera de Sulambiente, descartó que la pestilencia que se siente en la ciudad sea consecuencia de un colapso en el relleno sanitario de El Ocotillo, al tiempo que recordó que el lugar donde se encuentra está retirado del casco urbano de la ciudad.

La Prensa