Por fin, requisitos para construir van a variar según el tipo de proyecto

Actualmente, el mismo requisito es para remodelar que para ejecutar un proyecto nuevo.

Uno de los grandes proyectos es la construcción del nuevo edificio de Tránsito. Foto: M. Cubas.
Uno de los grandes proyectos es la construcción del nuevo edificio de Tránsito. Foto: M. Cubas.

San Pedro Sula.

En tres meses se espera que implementen las primeras soluciones para agilizar los permisos de construcción en San Pedro Sula.

Ayer finalizó el taller “Laboratorio de Soluciones”, realizado por la alcaldía y especialistas del Banco Mundial (BM), el cual tuvo como finalidad exponer los principales retos y posibles soluciones para acortar los tiempos que lleva obtener un permiso de construcción, que actualmente tarda entre seis meses y un año.

En la reunión de dos días participó el alcalde Armando Calidonio, empresarios, representantes del sector público y colegios profesionales.

Los empresarios y desarrolladores aplaudieron a la Municipalidad por esta iniciativa, en la que lograron reunir a los diferentes actores involucrados en la ejecución de proyectos.

Además, dijeron a LA PRENSA estar muy contentos con este primer paso y tener grandes expectativas de lograr una mejora en un problema que está causando pérdida de tiempo, dinero e inversiones.

Omar Monterroso, presidente de la Asociación de Ferreteros de Honduras, dijo que todos los que participaron en el taller serán parte de la solución, debido a que buscan un plan de acción viable con el que esperan acortar los tiempos, disminuir los costos y eliminar la burocracia.

Además
Los desarrolladores esperan que los permisos tarden como máximo dos meses y avanzar hasta que lleguen a demorar 15 días. Anualmente, la oficina municipal extiende más de 1,200 permisos. Las obras sin permiso son multadas.

Como una solución a corto plazo, está la individualización de proyectos y sus requisitos, porque actualmente el ciudadano debe reunir los mismos requisitos para una remodelación como para un proyecto nuevo o una vivienda como si se tratase de una urbanización, dijo.

Se habló de una división de requisitos para proyectos grandes y nuevos, remodelaciones y reparaciones.

“Esto es a corto plazo, esto es el entusiasmo que tenemos los participantes. Es un trabajo en conjunto. Hay que felicitar al alcalde porque involucró a todos los actores en un tema tan importante”, agregó.

Monterroso añadió que las primeras ideas deben concretarse en tres meses y otras quedaron para mediano plazo.

Leonardo Villegas, vicepresidente de la Asociación de Urbanizaciones y Promotoras de Viviendas de Honduras (Asuprovih), indicó que cada dos semanas, a partir del lunes, revisarán las actividades en las que se comprometieron para lograr el objetivo que es reducir los tiempos que tardan los permisos. Como meta máxima tienen tres meses para ejecutar las soluciones a corto plazo.

La plataforma web en donde esté la información detallada sobre los requisitos y que también sirva de ventanilla única en donde el usuario pueda ir revisando el avance de su gestión es una solución a mediano plazo, debido a que en esta plataforma tendrían que estar involucradas todas las instituciones como la Enee, Aguas de San Pedro, Copeco, Bomberos, colegios profesionales, entre otros.

“Salimos bastante optimistas, porque vimos la anuencia de la Municipalidad de mejorar este sistema. Creo que vamos por buen camino”, apuntó Villegas.

El constructor de viviendas también compartió que buscan que se aplique un cobro único.

“Uno va de ventanilla en ventanilla; unos cobran un porcentaje y otros otro. Que cuando uno ya reúna los requisitos le digan bueno su permiso le cuesta tanto”, enfatizó.

El costo del permiso es del 2% del valor del proyecto.

Hace una semana, LA PRENSA publicó las quejas de desarrolladores por los atrasos en los permisos que resultaban en pérdida de inversiones.

En el reportaje también se dio a conocer sobre un requisito más que sumó la alcaldía en la Ordenanza de Zonificación, que indica que las edificaciones de más de seis pisos deben tener estudios de impacto vial e hidrosanitarios.

La Prensa