Unos 50,000 sampedranos, entre 12 y 30 años, son ninis

Se debe mejorar el sistema educativo y fomentar el emprendimiento para reducir la cifra de jóvenes que no trabajan ni estudian.En 2019, la cantidad aumentó un 1.9%.

El 22.6% se concentra en el área urbana; en San Pedro Sula son casi 50,000 jóvenes que no trabajan ni estudian.
El 22.6% se concentra en el área urbana; en San Pedro Sula son casi 50,000 jóvenes que no trabajan ni estudian.

San Pedro Sula.

Las pocas oportunidades en el mercado laboral y el limitado acceso a la educación han contribuido a que la cantidad de jóvenes que no estudian ni trabajan vaya en ascenso en el país.

De acuerdo con el último informe de la Encuesta Permanente de Hogares de Propósitos Múltiples del Instituto Nacional de Estadística (INE), 865,013 personas entre los 12 y 30 años no estudian ni trabajan, lo que representa un 26.2% de la población joven. La cantidad de ninis en 2019 aumentó 1.9% respecto a 2018.

El 22.6% se concentra en el área urbana; en San Pedro Sula son casi 50,000 jóvenes que no trabajan ni estudian.

Para el sociólogo Héctor Martínez, el incremento de estos jóvenes obedece a factores como la disminución de la inversión nacional y extranjera, la cultura de los hondureños y la dependencia de los jóvenes a sus padres. “Como no hay inversión, no hay generación de empleo, por lo que son miles de muchachos que se ven afectados y no logran ingresar al mercado laboral.

Si no hacemos algo ahora para apoyar a los jóvenes que no estudian ni trabajan, vamos a perder una generación completa

Carla Pantoja, vicerrectora de Unitec

Por otra parte, hay una gran población que no está ingresando a la secundaria y a las universidades; en los últimos cinco años se ha reportado una buena cantidad de estudiantes que abandonan la Unah-vs por insertarse en el mercado laboral, muchas veces en empleos temporales”.

Martínez explicó que también hay varios jóvenes que sus padres les suplen las necesidades básicas, “incluso llegan a una edad para tener familia y siguen dependiendo y al amparo de los padres; eso no los estimula, los muchachos piensan que el sostén es eterno, por lo que no se preocupan por trabajar o estudiar”.

Razones

Un estudio realizado en 2016 por la maestría en Demografía y Desarrollo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) aplicó una encuesta a los ninis sobre las razones del porqué no estudian. Un 36.7% manifestó que por la falta de recursos económicos, los que respondieron que no quieren estudiar o seguir estudiando fueron el 26.9%. Solo el 3.1% estableció que por razones de trabajo no logró estudiar.

Se deben crear oportunidades laborales y educativas para que los jóvenes tengamos más opciones de salir adelante.

Cinthia Portillo, joven

De no crear políticas y estrategias para dar oportunidades laborales y educativas, en los próximos años aumentará la delincuencia y la mendicidad, considera el sociólogo. “Estos muchachos al acabarse la ayuda de los padres, buscarán alternativas, y al no haber empleo muchos podrían ser presa fácil de la delincuencia”, expresó Martínez.

Varios jóvenes entre los 18 y 30 años consultados por LA PRENSA, indicaron que el principal factor que lleva a los jóvenes a ser ninis es la falta de oportunidad laboral, sin embargo, los padres también deben concienciar a sus hijos sobre el trabajo y la educación. El sicólogo Gustavo Medina dijo que el efecto de los ninis se debe comprender como una respuesta al sistema económico nacional. “La mayoría de los jóvenes que son ninis es porque no tienen oportunidades; es decir, se ven obligados; solo hay un pequeño porcentaje que puede, pero no quiere estudiar ni trabajar”.

Acciones

Para revertir las cifras que cada año van en aumento, es necesario mejorar el sistema educativo del país y ofrecer más opciones para ingresar al mercado laboral.

El 30.5% de la población de jóvenes entre 12 y 30 años que no trabaja ni estudia, se concentra en la zona rural, según datos del INE.

Carla Pantoja, vicerrectora de la Unitec, considera que se debe trabajar en la cobertura escolar, en las áreas de estudio y en la oferta académica. Se necesita mayor inversión en la calidad educativa para que los jóvenes salgan preparados y logren ingresar a la universidad o emprender su propio negocio, señaló Pantoja.

“Desde el colegio se debe promover la educación técnica profesional vocacional, y garantizar que los niños lleguen a ese nivel, para que tengan opciones más rápidas de conseguir empleo; además es sabido que la industria nacional no tiene la capacidad para absorber a todos los jóvenes; entonces debemos fomentar el emprendimiento innovador y tecnológico”, dijo.

2 claves para saber:

1

Los datos de la última Encuesta Permanente de Hogares de Propósitos Múltiples del INE indican que en 2019 había 3.3 millones de jóvenes entre los 12 y 30 años, esto representa el 36.1% de la población nacional; el 49.7% son hombres y 50.3% mujeres.

2

De acuerdo con los expertos, el abandono escolar es una de las causas más importantes de la inactividad juvenil. En Cortés fueron más de 22,000 estudiantes de primaria y secundaria que desertaron de las aulas.

La Prensa