Alza del 10% en tarifa de energía dejará a más de 20,000 sin empleo

Empresarios de la zona norte dijeron que están en contra del aumento; afirman que causará un desajuste a la economía nacional, Cuestionan la ineficiencia administrativa.

La empresa privada se pronunció en contra debido a que el alza representará grandes pérdidas.
La empresa privada se pronunció en contra debido a que el alza representará grandes pérdidas.

San Pedro Sula, Honduras.

El sector privado rechaza el aumento del 10% en la factura de energía eléctrica anunciado por la Cree y advierte que este causará un importante desajuste en la economía nacional.

Este fin de semana, la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (Cree) confirmó un incremento general del 10% en la tarifa de energía eléctrica, que se verá reflejado a partir de este mes. El aumento anunciado abarca a todos los sectores; residencial, comercial e industrial.

Ante esto, la empresa privada se pronunció en contra debido a que el alza representará grandes pérdidas y ahogará aún más a los consumidores, que también se quejan del deficiente servicio que reciben.

“Ni el pueblo hondureño ni el empresariado nacional tienen por qué estar pagando la incapacidad de administrar bien el sistema eléctrico de parte del Gobierno.

LEA: Aumenta indignación contra EEH

Han demostrado una enorme incapacidad porque llevamos años con este problema y lo único que han hecho es acumular pérdidas, ya las pérdidas andan en 60,000 millones de lempiras y creciendo alrededor de 10,000 a 11,000 millones de lempiras anuales”, declaró Pedro Barquero, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC).

Las autoridades de la Cree señalaron que los factores que influyeron en el incremento es el alza internacional en el costo del búnker y del diésel, así como la devaluación de la moneda nacional. “La excusa que se está poniendo es el incremento de los precios del búnker, de los combustibles, pero la matriz energética en nuestro país ya cambió. Tenemos un buen porcentaje de la generación por fuentes renovables, y un porcentaje menor por fuentes no renovables, por lo tanto, en el total de la generación no debería influir tanto los precios de los combustibles”, enfatizó.

Barquero indicó que ya son varios años soportando pérdidas del 30% y no hay reducción. “Eso quiere decir que de todo lo que el pueblo hondureño y empresarios pagamos un 30% se pierde y nadie sabe dónde está. Es necesario que el Gobierno haga su trabajo y que la EEH haga su trabajo de reducción de pérdidas técnicas y no técnicas”, aseveró.

Con el aumento, la capacidad de consumo de bienes y servicios de los ciudadanos se reduce. En el caso de las empresas aumenta el costo de operatividad, la que se verá trasladada en aumentos de los precios de esos mismos productos y servicios.

Empleo. Efraín Rodríguez, expresidente de la Asociación Nacional de la Mediana y Pequeña Industria de Honduras (Anmpih), manifestó que como sector están preocupados por el aumento.

“Esperábamos un incremento de un 3%, pero no de un 10%, esto va a causar un tremendo impacto en el sector productivo y laboral porque estas alzas tan abusivas no tienen justificación”.

Rodríguez sostuvo que el aumento causará la pérdida de entre 20,000 a 30,000 empleos en el primer semestre del año en el sector de la micro, pequeña y mediana empresa. “Estas tarifas definitivamente van a dejar desempleo en el país. Muchas empresas no podrán sostenerse con estos costos”, vaticinó.

Ineficiencia. Mario Canahuati, presidente de la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM), opinó que sienten preocupación por “la frialdad de tomar decisiones que impactan directamente en aquellos que están apenas tratando de sobrevivir, y directamente en la clase media, no solamente a nivel personal, sino de sus pequeños negocios”.

Canahuati lamentó el manejo irresponsable de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee). “No podemos seguir simplemente tomando decisiones de incremento de costos para poder resolver un problema de ineficiencia administrativa”, apuntó el empresario.

Refirió que aunque se han hecho ajustes salariales reconoce que los costos de la canasta básica y demás productos siguen en alza, lo que afecta grandemente al pueblo hondureño que debe enfrentar este nuevo aumento.

La Prensa