25/02/2024
09:20 PM

Se robustece comercio bilateral con Guatemala

Ahora que Honduras ocupa la presidencia pro tempore del Sica, volcará su accionar para consolidar la relación comercial con el vecino país y unir a Centroamérica

San Pedro Sula, Honduras.

Con un aprendizaje de seis décadas, Centroamérica, desde el punto de vista comercial, está integrada y los compromisos multilaterales avizoran un futuro prometedor para el desarrollo regional.

El último lustro ha estado marcado por la primera fase del proceso de “integración más profunda”, como han descrito los analistas a la Unión Aduanera que Honduras y Guatemala concretaron en 2017, misma que dio paso a la facilitación del comercio entre ambos países y el libre tránsito entre los territorios.

Alcances de la Unión Aduanera
En 2017 inició la primera fase de la Unión Aduanera entre Guatemala y Honduras con un territorio único que funciona con tres puestos integrados de comercio: Corinto, Agua Caliente y El Florido.
Las operaciones aduaneras en el intercambio de mercancías se dan bajo la coordinación integrada y aplicación de procedimientos integrados a las operaciones aduaneras.

La iniciativa, símil a un efecto dominó, motivó a que un año más tarde El Salvador suscribiera una resolución con los dos países para adherirse al proceso. En junio de 2019, Nicaragua expresó su deseo de incorporarse a la Unión Aduanera.

El Triángulo Norte de Centroamérica consolida un mercado de 32 millones de personas y la séptima economía de América Latina con un producto interno bruto (PIB) de $126 mil millones, equivalente al 62% de CA.

“La Unión Aduanera es una realidad con beneficios tangibles que implica disminución sustancial en tiempos y mejoramiento en competitividad”, refiere Álvaro Sarmiento, especialista internacional en comercio y aduanas.

CLAVES
1.
Importancia de la integración Para los países centroamericanos, la integración económica regional es una parte fundamental de la política comercial externa. Frente a un clima internacional complejo, con tensiones entre las potencias económicas, la unión entre países vecinos cobra un nuevo significado, coinciden analistas.
2.
Socios comerciales Según reportes del Banco Central de Honduras (BCH), a octubre de 2019 la balanza comercial con Centroamérica registró un déficit de $763.7 millones.
Después de EEUU, con un intercambio comercial de $1,706.3 millones al décimo mes de 2019, el mercado intrarregional es el segundo socio
3.
Más rápido y barato En enero de 2018, el Grupo Bimbo Centroamérica ​​se convirtió en la primera compañía en realizar una prueba piloto de comercio entre Guatemala y Honduras utilizando Fyduca y los procesos integrados. Con el nuevo sistema, la empresa de capital mexicano solo tardó 15 minutos en cruzar la frontera
4.
Gracias a la Fyduca El sector privado ahora puede comercializar el 80% de los productos de libre circulación entre ambos países de forma más rápida. La Factura y Declaración Única Centroamericana (Fyduca) es el documento legal electrónico que sirve para documentar las transferencias.

LEA: En 10% descenderá generación de energía de El Cajón en 2020

Para el analista, sumar a El Salvador en el corto plazo (2020) resultaría un escenario provechoso para los tres países.

“El mismo sector empresarial, y grandes transnacionales operando en el Triángulo Norte, seguramente están esperando la decisión del Gobierno de Nayib Bukele para lanzarse al agua con inversiones millonarias para trabajar en un solo hub logístico”, agrega Sarmiento.

55% Comercio bilateral

Entre Honduras y Guatemala ha sido documentado con la Fyduca.

A su criterio, hay ingredientes perfectos para sacar beneficios del proceso de integración, entre ellos, el sistema vial de El Salvador, la modernización de sus sistemas aduaneros, la alianza estratégica de aduanas de México y Guatemala en Tecún Umán, la modernización del sistema vial hondureño, inversiones como las del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) en el Canal Seco y el posicionamiento logístico de Puerto Cortés.

Agenda.

La facilitación del comercio, según describen especialistas del Banco Mundial, es la base del proceso de integración económica regional.

A pesar de los avances en agilizar el tránsito de carga terrestre entre Guatemala y Honduras, existen barreras y limitaciones al comercio en todos los niveles.

En promedio, el tiempo para comercializar bienes en Centroamérica es cinco veces mayor y a doble costo en relación con países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Semanas atrás, Honduras recibió la presidencia pro tempore del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica) para los próximos seis meses, que antes ocupó El Salvador.

27 Pasos
El control aduanero pasó de 27 a seis pasos.

El vecino país, bajo la visión integracionista del presidente Nayib Bukele, asumió el reto de dar continuidad a la consolidación de una agenda estratégica regional.

“Ya tenemos un plan de trabajo que vamos a presentar el 17 de enero en reunión a nivel de ministros y viceministros de Centroamérica, para que sea aprobado. En este plan detallaremos la agenda de trabajo para los próximos seis meses”, dice María Antonia Rivera, designada presidencial.

Entre los planes, está prevista una reunión entre empresarios centroamericanos para conocer los alcances y las oportunidades de la Unión Aduanera.

“Buscamos incentivar la inversión centroamericana, consolidar aún más la relación entre Guatemala y Honduras, hacer una evaluación y ver los puntos que nos faltan agilizar en facilitación comercial como en la Duca”, agrega Rivera.

Según información del Gobierno, en 2019 el comercio bilateral entre Guatemala y Honduras creció en un 7.1% y el cruce fronterizo pasó de 11 horas a seis minutos en promedio.

IMPORTANTE

Los países del Triángulo Norte tienen un PIB de 117,861 millones de dólares y su comercio ronda el 62.5% de las exportaciones.

Para Dante Mossi, presidente ejecutivo del BCIE, en los próximos meses estarán tomándose acciones concretas para unificar las aduanas.

“Si uno pasa por El Amatillo se dará cuenta que hay dos puestos aduaneros. La idea de este programa es unificar en una sola aduana el paso de carga y de pasajeros en un solo trámite y obviamente abarataría el costo y la carga fluirá más rápido”, añade el funcionario.

El BCIE ha aportado 1.5 millones de dólares (36.7 millones de lempiras) no reembolsables al fortalecimiento de la Unión Aduanera del Triángulo Norte de Centroamérica.

El proceso de integración regional genera expectativas en el sector empresarial del istmo.

En ese sentido, el gerente de Maseca Honduras, Harvyn Arias, comentó durante un evento que el Gobierno organizó días atrás que al ampliarse la Unión Aduanera centroamericana con Nicaragua y Costa Rica “bajará los costos y habrá más flujo”.