Más noticias

La Niña está de vuelta, ¿cómo afectará al país?

Prevén lluvias abundantes en noviembre y frentes fríos leves en diciembre. Honduras sigue muy vulnerable a eventos climáticos extremos

San Pedro Sula, Honduras

Tras un inicio bastante activo de la temporada ciclónica 2021 en la que hasta cinco tormentas se formaron en julio pasado, los pronosticadores señalan que es poco probable que el Atlántico presencie otra tormenta tropical hasta el 30 de noviembre.

El Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) pronostica lluvias abundantes para noviembre próximo y frentes fríos leves en diciembre.

Lea: Bordos no evitarán inundaciones

Por ahora, todas las zonas tropicales permanecen tranquilas. “Para el Pacífico no tenemos mayor amenaza hasta el momento, y en el Caribe nos encontramos bastante bien”, dijo Francisco Argueñal, director de Cenaos, quien presentó las perspectivas climáticas para los meses siguientes en una conferencia virtual hecha por la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG).

El funcionario refirió que los pronósticos de tormentas y ciclones que se habían informado en los meses anteriores ya han sido superados.

“Enero de 2022 será un poco más lluvioso en Cortés, Atlántida, Colón, el norte de Olancho, el sur de Yoro y la parte occidental del país. Reitero, enero pinta que será un mes lluvioso que el promedio en casi todo el territorio nacional, pero un exceso de precipitación en el Merendón, Tocoa, Bonito Oriental”, dijo Argeñal.

Por otra parte, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos anunció que La Niña, responsable de crudos inviernos en todo el mundo, ha llegado nuevamente y hará sentir sus efectos por varios meses.

Además: Pensé que moriríamos ahogados en el río

Según la NOAA, tras un período de relativo equilibrio atmosférico desde inicios de año, La Niña se intensificará durante las próximas semanas y no comenzará a debilitarse hasta la primavera de 2022, lo que puede tener un impacto en las lluvias, el final de la temporada de huracanes y la intensidad del próximo invierno boreal.

“Las condiciones de La Niña se han desarrollado y se espera que continúen con un 87% de probabilidad entre diciembre de 2021 y febrero de 2022”, indicó la agencia estadounidense.

Los especialistas consideran que el cono sur de América Latina sufrirá de una sequía, ya que las lluvias tardarán en llegar.

Mientras que en Centroamérica se ha pronosticado desde el verano que La Niña podría traer a la región “condiciones más lluviosas que lo normal”, principalmente en la frontera de México con Guatemala, el sur de El Salvador, la parte central de Honduras y en el Pacífico de Costa Rica y Panamá.

$!El fenómeno de La Niña generará lluvias abundantes a final del 2021.

Vulnerabilidad.

Entre 193 países, Honduras está en la segunda posición de la escala mundial del Índice de Vulnerabilidad al Cambio Climático que elabora la organización Germanwatch.

Esto implica que el país centroamericano es muy vulnerable a eventos meteorológicos extremos, sequías, inundaciones, huracanes, disponibilidad de agua, inseguridad alimentaria, deforestación y pérdida de biodiversidad.

“El aumento del nivel del mar, que es inevitable, afectará las costas caribeñas de Honduras y Nicaragua.

En cuanto a ello tenemos que implantar un sistema de reubicación planificada. Si sabemos que va a aumentar el nivel del mar, planifiquemos el traslado de esas personas y no esperar que el mar se les meta a sus casas”, dijo Carl Axel Soderberg, expresidente de la Asociación Interamericana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental.

El especialista instó por utilizar infraestructura natural como mangles, humedales y arrecifes.