02/07/2022
10:12 PM

Más noticias

Hugo Llorens: 'Joe Biden dará prioridad al Triángulo Norte”

El diplomático le dijo a Diario LA PRENSA que la Administración Trump falló, fracasó, y convirtió a Estados Unidos en un mal vecino para Centroamérica.

Redacción.

Hugo Llorens, uno de los embajadores de Estados Unidos que mayor protagonismo ha tenido en Honduras, presagia una era de relaciones positivas y estratégicas que propiciarán el desarrollo en los países del Triángulo Norte ahora que en la Casa Blanca hay un nuevo presidente.

La Administración de Joe Biden, además de nombrar al nuevo embajador en Tegucigalpa en los próximos meses, podría incluir en la agenda de política exterior ayuda económica para Guatemala, Honduras y El Salvador y crear incentivos para que empresas norteamericanas inviertan para impulsar la economía, considera.

El también exembajador en Afganistán estima que Honduras necesita erradicar las ideologías extremistas (de derecha e izquierda), celebrar elecciones transparentes para contar con “un Gobierno que tenga el apoyo del pueblo... y ese mandato legítimo del pueblo”.

Ahora que hay un nuevo Gobierno en Estados Unidos, ¿Honduras y los países del Triángulo Norte de Centroamérica pueden pensar en una nueva era en sus relaciones?

Sí, yo creo indudablemente (...). Mando un fuerte abrazo y saludos a todos los amigos hondureños. No hay duda que el Gobierno del presidente Trump realmente no ha sido consecuente con Centroamérica, solo se enfocó en un tema prioritario para ellos en la política interna de Estados Unidos, que ha sido la inmigración. Realmente, ha ignorado el resto.

La situación de Centroamérica es muy compleja y tiene muchos elementos. Hay elementos de gobernabilidad, desarrollo económico, pobreza, educación, salud, pandemia, desastres naturales.

Perfil
Hugo Llorens
Edad: 66 años
Cargos ocupados:
Embajador de Estados Unidos en Honduras, Afganistán y oficial principal de la delegación diplomática en Australia.
Experiencia:
Tiene 36 años de experiencia en diplomacia, es miembro de la Academia Americana de Diplomacia. En Honduras impulsó la negociación del Acuerdo Tegucigalpa-San José Para resolver la crisis política de 2009 tras el golpe de Estado contra Manuel Zelaya Rosales
Hay tanto, entonces la única manera que Estados Unidos va a tener alguna oportunidad de tener éxito en Centroamérica es mirar la problemática, particularmente el Triángulo Norte, en una forma muy estratégica. Yo creo que la política del presidente Trump falló completamente, fracasó, fuimos malos vecinos, malos amigos. Honduras es un país amigo de Estados Unidos, aliado, el pueblo hondureño es pro Estados Unidos. Yo viví muchos años en su país y lo conozco, he viajado por todo Honduras y realmente eso se ha desgastado.

Afortunadamente, tenemos en el presidente Biden a una persona que tiene una experiencia extraordinaria en la región, no solo en política exterior, pero en la región de Centroamérica (...). Cuando él fue vicepresidente, él fue el hombre del presidente Obama en tratar los temas en relaciones con Centroamérica. Él trae muchas experiencias.

Yo creo que él y su equipo tienen muchas ideas que van a permitir que los Gobiernos de Centroamérica, de todo Latinoamérica, pero particularmente como yo digo, los países que enfrentan las crisis más graves, que son los tres países del Triángulo Norte: Honduras, Guatemala y El Salvador. Yo creo que él va a hacer prioritarios a esos países.

¿Qué consecuencias negativas provocó el distanciamiento del Gobierno de Trump con los países del norte de Centroamérica?

Yo creo que él lo logró porque realmente... y no quiero faltarle el respeto al expresidente de ninguna manera, de verdad, usted sabe que soy un diplomático de carrera y he servido a todos mis presidentes lealmente, incluso al presidente Trump cuando fui embajador en Afganistán y trabajé con él y su equipo por el primer año y trabajamos muy bien, así que yo no me estoy quejando, no tengo ninguna queja personalmente, a mí me trataron bien. Pero la realidad es que él, el presidente Trump, conocía poco de Latinoamérica, de Centroamérica, tenía casi cero experiencia.

Es un hombre que tiene sus propias ideas, yo creo que lo hizo de una forma muy brusca y realmente no tenía ninguna, no había ninguna sutileza, no había ningún concepto estratégico de largo plazo, él estaba mirando el de hoy día, no estaba mirando… El problema de Centroamérica es un problema que camina a Estados Unidos, entonces, si realmente uno quiere resolver la problemática de la migración, realmente tiene que mirarlo y atacarlo a la raíz (…). Se necesitan recursos, la nueva Administración va a tener que comprometerse a poner dinero ahora, va a tener que exigirles a los Gobiernos una contraparte fuerte también.

¿Qué factores incidieron para que Estados Unidos no nombrara un embajador en los últimos tres años y medio?

No estoy enterado de lo que ocurrió con el Gobierno del presidente Trump, cómo no pudiera tener un embajador en Honduras, un país que es clave, que es aliado. Nosotros tenemos una base militar, es un país importantísimo en toda la lucha contra el narcotráfico, hay tantos elementos que para mí es inconcebible que pasaron cuatro años y no tuvimos un embajador.

Realmente yo lo voy a mirar de una manera global, el presidente Trump falló en decenas y decenas de países adonde no logramos tener embajador, así que no es un caso solo de Honduras, así que no creo sea un caso que en cierto modo estaba discriminando a Honduras, creo que simplemente, honestamente, yo creo que había una incompetencia, una incompetencia administrativa muy grande que resultó en no tener un embajador.

En la embajada en Tegucigalpa tenemos buenos diplomáticos, la encargada de Negocios es una gran profesional, es amiga mía, la conozco, pero no es la misma cosa tener una encargada de Negocios a tener un embajador, porque el embajador es el representante personal del presidente de Estados Unidos y tiene ese peso en Washington y poniéndole le trae ese peso al mismo Honduras. Yo espero que una de las prioridades de la nueva Administración del presidente Biden... es un embajador en los primeros seis, siete, ocho meses, tener un embajador de primera calidad en Honduras, que se requiere.

¿En este momento qué representa Honduras para Estados Unidos desde el punto de vista geopolítico?

Es un país inmensamente importante, sí es una república pequeña, pero Honduras está cerca de Estados Unidos. El área centroamericana es fundamental para Estados Unidos. Yo fui embajador en Afganistán, cómo Estados Unidos puede proyectar influencias a 10,000 millas de nosotros, si no tenemos capacidad de manejar las relaciones con nuestros vecinos más cercanos.

Son repúblicas que creen en la democracia, que tienen valores similares, que son aliados de Estados Unidos, así que yo creo que si Estados Unidos no puede tener éxito en su política exterior, si no tiene éxito en Centroamérica, yo creo que es fundamental. Yo creo que el presidente Biden entiende esto también como ningún presidente que hemos tenido. El entró en el Senado en 1972 e inmediatamente fue miembro del Comité de Relaciones Exteriores. Yo conocí al senador Biden en los ochenta, él ya tenía experiencia en toda la crisis centroamericana durante la Guerra Fría.

Él tiene una memoria institucional que posiblemente ningún presidente norteamericano ha tenido en la historia de Estados Unidos sobre la región. Yo tengo mucha confianza que él va a implementar una política coherente que va a traer conectar a todos los elementos, y creo que en esto la parte económica es fundamental, porque es importantísimo después de todo lo que ha ocurrido con el covid y el impacto que ha tenido esta pandemia en la economía hondureña y también los dos huracanes que han devastado la costa norte.

Es importantísimo que no solo Estados Unidos ponga, incremente, significativamente su ayuda de desarrollo económico, también que cree incentivos para que haya más inversión norteamericana en Honduras. Yo soy optimista en el final, si uno mira la ecuación de Honduras, Honduras puede ir para adelante, pero necesita mucho apoyo de su principal aliado que es Estados Unidos.

¿La modernización del sistema de inmigración que desarrollará el Gobierno de Biden frenará la migración masiva, las caravanas?

Totalmente, la prioridad estratégica no cambia, el presidente Trump puso una herramienta muy brusca; pero es importantísimo que la migración sea controlada, no hay apoyo en el pueblo de Estados Unidos de tener una inmigración sin control, no le convienen a Honduras todas estas personas que se lanzan en caravanas, están arriesgando sus vidas sin tener ninguna seguridad que van a poder entrar en Estados Unidos.

Es muy importante que Estados Unidos tenga una frontera que esté controlada por su seguridad, así que todo… el objetivo en general es el mismo; pero se puede hacer en una forma, teniendo una legislación de reformas migratorias, y para eso el presidente Biden va a tener que utilizar toda su agilidad política y trabajar el Partido Demócrata, pero también el Partido Republicano, en el Congreso para tener un paquete de leyes que realmente sea coherente, pero yo espero… Estados Unidos necesita también el apoyo de México en todo esto, es un tema centroamericano es un tema mexicano, pero es un tema fundamental para Estados Unidos.

Estados Unidos es un país de inmigrantes, todos venimos de inmigrantes, nadie… los únicos originales fueron nuestra población indígena, todos venimos de inmigrantes, pero se tiene que hacer una inmigración que sea ordenada y que concuerde con la ley de Estados Unidos.

¿Qué resultados dejó el plan de tercer país seguro?

Es importante… yo no voy a tomar una determinación en una cosa bastante reciente, lo que yo creo es que la manera que se maneje el tema de asilo debería concordar con las leyes internacionales, con los acuerdos que Estados Unidos ha firmado internacionalmente. Estados Unidos siempre ha mantenido una política en toda su historia de apoyar a personas que son refugiadas por razones políticas, por razones humanitarias. Es importante que la nueva política de la Administración de Biden concuerde con esa larga tradición y sea consistente con las leyes internacionales y las leyes de Estados Unidos que en cierto modo yo creo que Trump las violó.

¿Considera que el narcotráfico haya profundizado e ido más allá en las estructuras políticas del país?

Yo creo que el narcotráfico representa un cáncer en la sociedad hondureña, es lo más grave que los amenaza. Creo que la lucha va ser larga, esto no se va a terminar… uno no va apretar un botón y se va a terminar mañana. Pero yo creo… Honduras no lo puede hacer solo, necesita una ayuda masiva, no solo de Estados Unidos, también de la comunidad internacional, pero a la misma vez se necesita más voluntad política.

En Honduras, con toda la ayuda del mundo… esta es una ecuación de cincuenta, cincuenta. Nosotros podemos dar mucha ayuda, pero lo fundamental es que en la clase política hondureña exista un compromiso real, un compromiso de amor a la patria de la clase política, de gobernar por el bien del pueblo hondureño, y eso tiene que ver con la corrupción, con la buena administración, con el compromiso hacia la virtud.

El pueblo hondureño es un buen pueblo, usted puede ir al pueblo más remoto de Honduras y la gente es honesta, es buena, le va a ayudar a uno. Desafortunadamente esa no es la situación en la clase política. Yo viví en su país siete años y el problema siempre ha sido que hay buenos políticos, que hay políticos honestos, pero la realidad es que hay un gran número que son gente que entra en el servicio político para lucrar, para robar y, bueno, si eso no cambia… Yo creo que es muy importante en Honduras que una elección este año resulte en una transición política y que un Gobierno que tenga el apoyo del pueblo y que tenga ese mandato legítimo del pueblo. Así que unas elecciones buenas y legítimas es fundamental.

En Honduras lo que se tiene que terminar es la ideología extrema de derecha o izquierda, lo que resuelve los problemas en Honduras es ser pragmático, honesto, tener rectitud, realmente luchar por un pueblo que merece algo mejor. Así que ahí estamos, esa es la tarea para Honduras, pero es una tarea también para Estados Unidos.

Yo realmente me siento… sé que ustedes han tenido un año horrible, el año 2020 ha sido uno de los peores años que ha tenido Honduras en su historia moderna; pero realmente creo que vamos a empezar a salir del hueco empezando este año. Realmente creo que hay buena fe del nuevo Gobierno de mi país y hay que trabajar mucho.