05/12/2022
12:13 AM

Más noticias

Dan 40 mil mascarillas bioprotectoras a hospitales contra el coronavirus

Militares también han fabricado caretas en 3D que son protectoras de rostro, elaboradas con material transparente en plena crisis por coronavirus.

Tegucigalpa, Honduras.

Un nuevo brazo de las Fuerzas Armadas de Honduras se ha sumado a la emergencia nacional. Se trata de la industria militar, plantel donde se producen 3,200 mascarillas por día para abastecer al personal que permanece en primera línea frente al coronavirus.

A la fecha han logrado entregar más de 40 mil mascarillas bioprotectoras, así como un lote de caretas en 3D que son protectoras de rostro y fabricadas con material transparente.

El personal de hospitales así como los efectivos que realizan acciones humanitarias han sido protegidos con los insumos.

Bioseguridad

Las mascarillas son elaboradas a base de una tela especial recubierta por pelun, un tipo de lienzo que impide que las micropartículas de secreciones entren al sistema respiratorio.

A esto se suma la elaboración de un cordón elástico y el corte de alambre que también forman parte de la mascarilla. En el caso de las caretas 3D que han sido fabricadas por la con ayuda de los ingenieros militares mecatrónicos, son producidas en un tiempo récord de cinco minutos cada unidad.

Este equipo de bioseguridad también ha sido entregado a centros hospitalarios para disposición del personal de salud.

Producto de alta calidad

'Toda la incapacidad instalada está enfocada en la fabricación de este producto de bioseguridad para nuestros militares y personal médico”, dijo Juan Ramón Soto, gerente de la industria militar.

La mascarilla elaborada es reutilizable, esto quiere decir que las personas pueden utilizarla en varias ocasiones, quienes las porten deberán de lavarlas cada cierto de tiempo con detergente y cloro con el fin de desinfectarlas.

Lea también: Alcaldías reciben L355 millones para compra de alimentos ante crisis por coronavirus

Sumado a esto, la Industria Militar también posee una planta de filtración y purificación de agua la que opera desde hace seis años.

“Con esta planta distribuimos agua a nuestras unidades militares y fuerzas, en el caso de que se requiere distribuir a nivel nacional contamos con la logística y capacidad de poderlo hacer. Nuestro compromiso siempre es con el pueblo hondureño”, especificó Soto.

A diario en el plantel de confecciones de los uniformados se producen 3,200 mascarillas.