27/11/2022
12:01 AM

Más noticias

Honduras sigue sin aplanar la curva del coronavirus, reportan 440 nuevos contagios

El Sinager indicó que las pruebas de laboratorio PCR han confirmado siete nuevas muertes.

Tegucigalpa, Honduras

La cifra de muertos en Honduras por COVID-19 aumentó este jueves a 343, mientras que los contagios, que se han disparado en Francisco Morazán, ya suman 10,739, informó el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

Dato
Hoy se cumplen 100 días del primer caso de COVID-19 y 96 días de cuarentena en Honduras.
En su informe diario desde que se inició la pandemia de COVID-19, el Sinager indicó que las pruebas de laboratorio PCR han confirmado siete nuevas muertes, cinco corresponden a Cortés y dos a Francisco Morazán, con las que ya suman 343.

De 1,111 pruebas de laboratorio practicadas, 440 dieron positivas, una de las cifra más alta de contagios registrada hasta ahora, con las que la cifra aumentó a 10,739.

El departamento de Francisco Morazán, donde está situada la capital hondureña, ha superado ampliamente en casos de contagios a Cortés, que sigue siendo la de mayor incidencia de la mortal enfermedad.

De los 440 nuevos contagios, Francisco Morazán reportó 209, Cortés 144, Yoro 11, Atlántida 19, Santa Bárbara 9 y 12 en Choluteca.

Solo el departamento de Ocotepeque e Islas de la Bahía no reportaron casos positivos de coronavirus.

Además, se han registrado 63 nuevos recuperados, con los que los pacientes que superaron la COVID-19 ascendieron a 1,179.

Por la enfermedad, 933 personas permanecen hospitalizadas, de las que 590 están en condición estable, 295 graves y 48 en cuidados intensivos.

Uno de los pacientes ingresados es el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, quien ha dado positivo por la COVID-19, además de presentar un cuadro de neumonía.

El infectólogo hondureño Tito Alvarado dijo hoy más temprano que Hernández seguirá hospitalizado al menos dos semanas mientras se somete a los tratamientos para superar la enfermedad, pero se encuentra 'bien de salud, progresando y alegre'.

El gobernante anunció el martes que él y su esposa, Ana García, contrajeron la COVID-19, por lo que un día después fue ingresado al Hospital Militar, desde donde atiende sus deberes vía teletrabajo.