De 30 a 35 años será la concesión del aeropuerto Ramón Villeda Morales

Estiman que el nuevo concesionario invertirá unos $220 millones en los aeropuertos de SPS, La Ceiba y Roatán en toda la concesión. El 50% en el Villeda.

Mientras el Aeropuerto Internacional de Palmerola está cerca de inaugurarse, el Villeda Morales pierde competitividad.
Mientras el Aeropuerto Internacional de Palmerola está cerca de inaugurarse, el Villeda Morales pierde competitividad.

SAN PEDRO SULA

El aeropuerto internacional Ramón Villeda Morales (SAP) estará bajo concesión entre 30 y 35 años y en todo ese período la nueva compañía operadora invertirá alrededor de $110 millones.

La empresa anterior, InterAirports, administró el Villeda Morales durante 20 años (hasta septiembre de 2020) e invirtió L1,800 millones ($75 millones aproximadamente considerando la conversión de 2021).

En una entrevista realizada por medio de correo electrónico, Eduardo Almeida, representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Honduras, le informó a Diario LA PRENSA que esa entidad y el Gobierno preparan las condiciones para celebrar una licitación y conceder los aeropuertos de San Pedro Sula, La Ceiba y Roatán.

El perfil del operador
“Se espera desarrollar un proceso de contratación competitivo, que promueva el interés de empresas o consorcio de empresas que reúnan requisitos técnicos (experiencia y capacidad en la gestión de aeropuertos en funcionamiento en la región o el mundo, de iguales características que los del proyecto) y financiera (patrimonio y acceso a financiación para proyectos de este tipo). Lo importante es que el resultado final del proceso sea que la concesionaria ganadora traiga capacidad y competitividad a los aeropuertos”, detalló Eduardo Almeida, del BID.

“El plan de inversión está en estudio y dependerá del aseguramiento de la viabilidad económica del proyecto. Se estima preliminarmente del orden de $200 millones a $220 millones para los tres aeropuertos durante todo el período de la concesión. Aproximadamente la mitad de ello correspondería a inversiones al inicio, y también el 50% solo para el aeropuerto Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula.

Esto incluye la realización completa de inversiones en obras físicas, equipamientos, expansiones, modernización y mejora en las instalaciones”, informó Almeida.

El año anterior, luego de que la concesión de InterAirports expirara y los aeropuertos volvieran al poder de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep), el Gobierno solicitó asistencia al BID para efectuar un concurso internacional para encontrar al nuevo operador.

197579(800x600)
La licitación para una nueva concesión de aeropuertos fracasó en 2019 cuando el Gobierno disolvió Coalianza.

El papel del BID

Al consultarte a Almeida en qué consiste la participación del BID en la concesión del aeropuerto Ramón Villeda Morales, respondió: “El Banco asiste al Gobierno de Honduras mediante la contratación de una firma consultora internacional, la que da una asesoría para la preparación de estudios técnicos y financieros, estructuración y acompañamiento durante el proceso de licitación de un proyecto de Asociación Público-Privada (APP) de los aeropuertos de San Pedro Sula, Roatán y La Ceiba”.

“El Banco otorgó una cooperación técnica bajo la modalidad de recuperación contingente. Esto implica que los recursos deberán ser reembolsados solo si el proyecto alcanza exitosamente el cierre financiero por la empresa que resulte adjudicataria”, explicó.

El año anterior, tras terminar la concesión de InterAirports, el Gobierno debió transferir los aeropuertos a un nuevo concesionario, pero la Comisión para laPromoción de Alianza Público Privada (Coalianza) no logró concluir el proceso de licitación.

En diciembre de 2019, el Poder Ejecutivo resolvió disolver Coalianza y creó el Consejo Superior para la Alianza Público Privada.

El año anterior, fundó la Empresa Hondureña de Infraestructura y Servicios Aeroportuarios (Ehisa) para que administrara las terminales, mientras con el BID preparaba el nuevo proceso.

Sin embargo, en enero de 2021, de manera directa, le concedió la operación de la terminal de carga del Villeda Morales a Adimex, empresa hermana de Palmerola International Airport (PIA), lo cual ha despertado suspicacias y críticas de parte del sector empresarial y ciudadanía sampedrana. Actualmente, según Almeida, “la firma consultora se encuentra desarrollando la primera fase del proyecto, los estudios técnicos, financieros y legales, el análisis y estructuración de la concesión”.

197580(800x600)
Hoy, Eduardo Almeida, representante del BID, aclara el panorama; actualmente, el Villeda Morales sufre las consecuencias por la falta de inversión del operador anterior.

“La concesión será por un período de largo plazo, que actualmente está en estudio, esperándose que sea entre 30 a 35 años. Se concesionará la operación y modernización de los aeropuertos de San Pedro Sula, Roatán y La Ceiba en forma conjunta, ya que se determinó que esta es la forma que genera la mayor eficiencia en la operación y desarrollo de los aeropuertos”, dijo.

Mediante correo electrónico describió que los “pasos del proceso son: (i) la aprobación del anteproyecto por parte del Gobierno de Honduras, (ii) la elaboración de borradores de pliegos y contrato, (iii) la comunicación internacional del proyecto, (iv) la precalificación de empresas o consorcios de empresas, y (v) la licitación y adjudicación de la concesión”.

El BID estima que completarán todo ese proceso hasta “el segundo trimestre de 2022”, es decir, hasta al cabo de siete meses, una nueva compañía comenzará operar los aeropuertos, mientras Ehisa seguirá administrándolos.

Diario LA PRENSA le consultó a Almeida sobre ¿cuáles son los factores que han demorado la concesión? y él respondió que “el Gobierno solicitó asistencia técnica al BID en 2020. Llevar adelante los procesos de selección de una firma consultora para los estudios técnicos y la estructuración, así como la realización del proceso competitivo para la contratación del concesionario, hacían imposible estructurar una APP en el tiempo disponible, aún más en el contexto de incertidumbre debido a la pandemia del covid-19 y los cambios en el mercado aeronáutico mundial”.

“Concesionar el aeropuerto 30 años es una barbaridad”

SAN PEDRO SULA. El Colegio de Economistas de Honduras (CEH) califica como “barbaridad” una futura concesión de 30 a 35 años de los aeropuertos con una inversión de apenas $220 millones.

“La concesión de InterAirports resultó nociva para los aeropuertos. La única construcción que hizo en el Villeda Morales fue el parque para cobrar la entrada de los carros a personas que van a dejar a sus familiares y amigos. Ese aeropuerto sigue en las mismas condiciones como lo entregó el gobierno de España”, criticó Ángel Jiménez, presidente en el norte del CEH.

Jiménez considera que la situación del Villeda Morales es “horrorosa, pues hasta en la entrada hay malos olores”.

“No podemos esperar nada nuevo con una nueva concesionaria. Un círculo de políticos y empresarios son los que se volverán a beneficiar con esta concesión de más de 30 años. Es una barbaridad lo que está haciendo este Gobierno”.

Jiménez advierte que los aeropuertos difícilmente “serán competitivos y jamás alcanzarán a los más grandes de la región”.

Mientras en tres aeropuertos el nuevo concesionario solo tendría que invertir $220 millones en una concesión de 30 años, al gobierno panameño le costará más de $900 millones la ampliación y remodelación de Tocumen.

Ni sumando la inversión de Palmerola ($200 millones), Honduras podrá alcanzar el 50% del capital que pone Panamá en Tocumen.

La Prensa