De L12,446 millones es la mora de clientes con Enee

La EEH señala que en los últimos 12 meses los hondureños han pagado L3,628 millones por energía que no han consumido. Expertos piden solucionar crisis.

Preocupación. Una persona observa el recibo  de energía eléctrica que llegó a su hogar. Foto: Andro Rodríguez.
Preocupación. Una persona observa el recibo de energía eléctrica que llegó a su hogar. Foto: Andro Rodríguez.

TEGUCIGALPA

Las pérdidas energéticas del sistema nacional y la mora continúan impactando a los miles de clientes de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) e incrementando el costo de la factura que reciben mensualmente.

Así lo reveló la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) en su informe El verdadero precio de la energía eléctrica en Honduras que planteó que el valor real de la energía producida en el país tiene un costo de L3.35 lempiras por kilovatio hora (kwh); sin embargo, la tarifa promedio por la que se vendió en 2020 fue de L4.23, casi un lempira más por kwh.

Responsables
La ASJ culpa a la EEH como principal responsable de la situación, ya que aseguran que no han reducido las pérdidas técnicas y no técnicas, sino que se han elevado a 34% cuando deberían estar en casi 19%.

Además de eso, señaló que las pérdidas técnicas que se dan inevitablemente por el calor de las líneas de transmisión y de los transformadores representan alrededor del 9% de la energía producida en Honduras.

“Las pérdidas técnicas incrementan el valor por kwh de L3.35 a L3.68. Sin embargo, no son estas las que encarecen las factura que mes a mes y con esfuerzo pagan los hondureños, sino que son las pérdidas no técnicas, que es la que se toma del sistema y no se registra, o sea, energía robada.

Según la ASJ, las pérdidas representan alrededor del 26% del total de energía. “Las pérdidas no técnicas suben el valor por kwh de L3.35 a L5.16. Es energía que no se sabe quién la consume, pero que sí se les carga a los consumidores. Por último, plantea que los altos niveles de mora también encarecen el precio del kwh.

3 claves de las pérdidas
Cultura arraigada. La EEH culpa a la cultura del fraude que hay en el país, donde hurtar energía es una práctica habitual. Sin embargo, señala que gracias a la reforma del Código Penal se les ha dado la oportunidad de trabajar con las dependencias de investigación del país.
Desinformación. La EEH indica que la desinformación generalizada que realizan autoridades del sector a través de medios de comunicación desdibujan la realidad que afronta el subsector eléctrico y conllevan al plantamiento de acciones inadecuadas y propuestas que no aportan.
Papel de las autoridades. Otra causa señalada es que la falta de control y de inversiones de parte de la Enee para atender el crecimiento en infraestructura de la demanda eléctrica ha traído como consecuencia el aumento de las pérdidas técnicas en el sistema de distribución.

El organismo señaló que la mora al cierre de 2020 por parte de los clientes que facturan y no han pagado era de más de L10,000 millones (actualmente es de L12,446 millones), esta deuda representa que hay más de 2,500 millones de kwh que no fueron pagados, y que generan costos adicionales para recolectarlos y cubrir ese déficit con los proveedores de energía.

Estos costos no son trasladados a los clientes a través de su factura, sino que se recuperan a través de impuestos, por lo que el costo real por kwh que pagan los hondureños es de L9.31, aseguró en su informe la ASJ. Mario Zelaya, especialista en energía de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), se refirió al trabajo de análisis de la ASJ, y señaló que no es real que los L9.31 sea el valor que pagan los clientes de la Enee.

“Lo que sucede aquí es que las pérdidas técnicas y no técnicas son pagadas, no solo por los clientes, sino por todos los hondureños, y los que más pagan esos errores de no controlar las pérdidas técnicas y no técnicas son los que no reciben servicios de electricidad”, comentó el especialista.

Zelaya explicó a LA PRENSA que el déficit operativo de la Enee es trasladado al Presupuesto General de la República, a través de bonos soberanos, “esto implica que el Presupuesto debe aumentar las responsabilidades relacionadas con el pago de deuda, pero lo hace disminuyendo el crecimiento de renglones importantes como Educación y Salud. Ahí es cuando pagamos por el control de las pérdidas técnicas y no técnicas”, lamentó.

ad-costoenergia-160721 (2)(800x600)
Un guardia camina frente a una planta de distribución de electricidad en Tegucigalpa. Empleados de la EEH trabajan en un poste para reducir las pérdidas.

Zelaya indicó que el peso de la deuda de la Enee sobre la economía hondureña al cierre de 2020 era de L80,000 millones con una tasa de crecimiento de L6,000 millones anualmente.

El especialista de la Andi agregó que si la deuda de los L80,000 millones se traslada a bonos soberanos y si se pagan a 20 años, la tarifa aumentaría 45 centavos para pagar la deuda y no cuatro lempiras, como indica ASJ.

El experto indicó que se deben tomar medidas drásticas para solucionar el problema del déficit de la Enee, renegociando contratos de generación de manera obligatoria, renegociar el contrato de la Empresa Energía Honduras, establecer un plan de control de las pérdidas técnicas y no técnicas para los dos años que le quedan de contrato a la EEH y con planeamiento para los próximos cinco años.

Además, renegociar la deuda de 80,000 millones buscando préstamos a largo plazo y con una tasa de interés muy baja y modificar la Ley General de la Industria Eléctrica, que en siete años no ha logrado convertir al sector eléctrico en uno eficiente.

1.92
millones de clientes tiene la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee), que son los que terminan pagando por las pérdidas técnicas y no técnicas en el sector.

Reacción

Ricardo Roa, gerente de la EEH, respondió a LA PRENSA sobre cuál es la actualidad de las pérdidas técnicas y no técnicas y el impacto que tienen en las facturas de los clientes. Roa señaló que el indicador de pérdidas al cierre de cuatro años de operaciones bajo la responsabilidad de la empresa fue de 24.95%, y al cierre de junio de 2021 se alcanzó un indicador acumulado de 21.06%. Respecto a este dato, otros sectores indican que las pérdidas oscilan entre el 34 y 35%.

El gerente de EEH indicó que al cierre de junio han invertido 140.01 millones de dólares (L3,360.24 millones), donde el 67% ha sido para el control y reducción de pérdidas técnicas y no técnicas y el 33% restante corresponde a mejores del sistema de distribución y el funcionamiento de los procesos comerciales.

4.4763
lempiras por kwh es el precio que pagan los clientes residenciales por la energía. Para los abonados de baja tensión es de L4.4601, para los de media tensión es L3.4355 y alta tensión L3.0432.

Además, indicó que solo se les ha pagado el 28% de la inversión a riesgo realizada y el Estado todavía les adeuda 100.71 millones de dólares (L2,417.04 millones). “Las pérdidas se estiman en un valor de 20 millones de dólares mensuales (L480 millones), los que están siendo pagados por los usuarios en su factura de energía por concepto de pérdidas técnicas y no técnicas”, dijo Roa.

El representante de la EEH señaló que con los niveles de pérdidas actuales se puede decir que en los últimos 12 meses el total de pérdidas técnicas y no técnicas equivalen a 334 millones de dólares al año (L8,018 millones) y en que en tarifas están reconocidos 151.2 millones de dólares (L3,628.8), que representan el 15% de pérdidas, lo que deja un déficit económico a la distribuidora por pérdidas no reconocidas de 182.86 millones de dólares (L4,388.64) en los últimos 12 meses.

Por último, Roa aseguró que para el cierre del último año dejarán las pérdidas en 18.81%, 13.1% menos que los 31.95% que había antes de que comenzaran a operar.

LC energia 160721(800x600)
La Prensa