Para la Unah es “nefasto” el embargo de sus cuentas a favor del Sidunah

Se embargaron más de L80 millones para pagar deducciones para un sindicato de solo 186 afiliados. Juez ejecutor dice que solo ejecutó el falló firme de la Sala de lo Constitucional.

Vista de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras desde el frente a la entrada peatonal. Archivo.
Vista de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras desde el frente a la entrada peatonal. Archivo.

TEGUCIGALPA.

Las autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) hicieron pública ayer la situación de embargo que vive la máxima casa de estudios.

En exclusiva, LA PRENSA informó el lunes sobre el fallo de la Sala Constitucional que decidió embargar las cuentas por L80 millones tras una demanda del Sindicato de Docentes de la Unah (Sidunah) que inició en 2013.

Francisco Herrera, rector de la Universidad, fue tajante al mencionar que este fallo representa “un precedente nefasto para las organizaciones sindicales del país, ya que la Unah ha reconocido históricamente como único representante de los trabajadores al sindicato base denominado Sindicato de Trabajadores de la Unah (Sitraunah), junto a los que se han suscrito 16 contratos colectivos”. “No se puede tener dos sindicatos bases en una institución, esto es nefasto”, señaló el rector.

Anomalías
1- Las retenciones sobre las que falló a favor del Sidunah abarcan deducciones para los 2,650 docentes que trabajan para la Unah, y donde el 93.2% no forma parte del Sidunah.
2- L80,641,348 fueron embargados de las cuentas de la Unah, incluyendo deducciones de los años 2016, 2017, 2018 y 2019, a pesar que el fallo fue dictado en el 2015.

Herrera expresó que en 2013 el Sidunah presentó la solicitud de acreditación de sindicato incluyendo un acta de retención de 1% de los salarios de todos los docentes universitarios por concepto de aportación sindical, siendo un sindicato constituido solo por 186 afiliados.

Las autoridades universitarias explicaron que no se procedió a deducir las cuotas y entregarlas al sindicato porque nunca se presentaron las autorizaciones originales y firmadas por cada uno de los afiliados.

La Corte Suprema de Justicia falló en 2015 a favor del Sidunah luego de que interpusieran la denuncia para que se reconociera este sindicato, la inscripción de su junta directiva y el traslado de las cuotas sindicales retenidas de todos los docentes universitarios, no solo sus afiliados.

La Unah informó que obedeció el fallo de la Sala Constitucional para reconocer al Sidunah como organización sindical; sin embargo, solicitó nuevamente las autorizaciones para efectuar las deducciones, y hasta la fecha no se ha cumplido. “La Unah no puede deducir ilegalmente cantidades de dinero de los salarios de sus trabajadores”, aclaró Herrera.

En diciembre de 2019, la Sala Constitucional instó al juez German Flores para que prosiguiera con la sentencia que debía ser cumplida a cabalidad al alcance y delimitación determinada en la misma, donde la Unah criticó el accionar del juez que decidió embargar y retirar la cantidad de L39,228,672 de las cuentas de la alma mater, ya que nunca se estableció la cantidad de dinero a trasladar.

Posteriormente en septiembre de este año, el mismo juez emitió una resolución para requerir la cantidad de L41,302,675 por el concepto de pago de deducciones de los docentes de los años 2017, 2018 y 2019, a pesar de que el fallo se limitaba hasta el año 2015.

ad-herrera(800x600)
“Sin duda alguna, es un antecedente nefasto para las organizaciones sindicales del país”: Francisco Herrera, rector de la Unah.

La Unah informó que procedió a interponer la demanda por el pago de lo no debido, manifestaciones ante la Sala de lo Constitucional, acciones de nulidad y de amparo por las resoluciones tomadas por el juez ejecutor.

LA PRENSA se comunicó con el juez German Flores para tener su versión del porqué de la resolución, a lo que él mismo se limitó a decir que él solo ejecutó el fallo que está firme por el Poder Judicial.

De igual forma, se intentó contactar con los abogados que representan al Sidunah para conocer la postura de los demandantes; pero no se obtuvo ninguna respuesta.

Carlos Pérez, presidente de la Junta de Dirección Universitaria (JUD), aclaró a la comunidad universitaria y personal que labora en la misma que este embargo no está poniendo en riesgo la situación de los sueldos y salarios porque ya están presupuestados. Pérez también señaló que en acuerdo con la rectoría se decidió que a la Universidad no se le siga viendo como una caja chica donde cualquiera puede presentar reclamos y puede generar recursos extras al que normalmente se asiste por cuestiones salariales.

A pesar del embargo, no se está poniendo en riesgo la situación de los sueldos y salarios.

Carlos Pérez, presidente de la JUD.

“Vamos a hacer prevalecer lo que la ley dice respecto a este reclamo que estamos presentando y vamos a utilizar todos los mecanismos legales que estén disponibles para proteger los intereses de la Universidad”, señaló.

Ayax Irías, vicerrector de Orientación y Asuntos Estudiantiles de la Unah, hizo un llamado a todo el sistema sindical del país por el precedente que los fallos representan. “Ahora los órganos jurisdiccionales determinarán a quién entregarle la cuota y desfinanciarán a las organizaciones sindicales bases o las fraccionarán”, expresó

Irías finalizó diciendo que si quieren adicionar una cuota sindical más a los docentes, ellos deberán dar la autorización por escrito para que la Universidad responsablemente haga la deducción; de lo contrario se gravará a los empleados sin un sustento legal.

La Prensa