“La solución es que en Guatemala no tiren la basura al río Motagua”: Ricardo Alvarado

El alcalde de Omoa, tiene diez años de lidiar con los desechos de los chapines.La alcaldía invierte L30,000 diarios en limpieza.

El alcalde Ricardo Alvarado  espera que Guatemala acabe con la pesadilla que genera la contaminación en Omoa.
El alcalde Ricardo Alvarado espera que Guatemala acabe con la pesadilla que genera la contaminación en Omoa. / Fotos: Yoseph Amaya

OMOA.

En sus diez años como alcalde del municipio de Omoa, Ricardo Alvarado asegura que ha tenido que lidiar la mayor parte de este tiempo con el problema de la basura que llega procedente de Guatemala.

Alvarado agradeció el interés de LA PRENSA al hacer publicaciones completas sobre la contaminación proveniente de Guatemala. “Estos reportajes tienen que servir como llamado emergente para que en el hermano país le busquen soluciones definitivas a la gran problemática que vivimos aquí”.

El alcalde recordó que tenían alrededor de año y medio de no recibir desechos sólidos, porque en Guatemala habían instalado en el río Motagua una biobarda industrial, pero un árbol gigantesco la rompió y por eso es que desde septiembre les llega basura a diario.

La última reunión que tuvo en Guatemala fue con congresistas del partido político Valor, en el que se trataron temas sobre los desechos. Sin embargo, las actuales autoridades de Ambiente aseguraron que iban a resolver el problema.

YA AlcaldePag4-211020 (2)(800x600)

La solución

“Hemos hablado con ellos que la salida no es sacar o retener la basura que cae al río, la única solución es no lanzar los desechos al río”, destacó.

En el municipio de Omoa hay 58 kilómetros de hermosas playas y cada fin de semana miles de ciudadanos de diferentes puntos del país lo visitan por sus atracciones turísticas y su sabrosa gastronomía.

Alvarado dijo que mientras las autoridades de Guatemala no solucionen el problema, en el municipio tocará seguir limpiando.

22
hoteles hay en Omoa. Los turistas tienen varias opciones para disfrutar de los atractivos que ofrece Omoa.

A diario, solo la alcaldía invierte más de 30,000 lempiras en la limpieza de la basura, sin mencionar lo que invierten los dueños de propiedades privadas, como hoteles y restaurantes.

“Nuestro compromiso es tener las playas limpias, porque tenemos que dar buena imagen a los turistas, por lo que también tenemos el apoyo del Gobierno para los trabajos de limpieza”, explicó el jefe edilicio.

En Omoa a los turistas no solo les ofrecen playa, también hay ecoturismo por la gran cantidad de ríos que bajan desde las montañas, a lo cual hay que sumar la parte histórica con la

Fortaleza de San Fernando de Omoa, que está en el centro del municipio.

Los fines de semana, las cuadrillas de limpieza inician los trabajos a las 4:00 am y con el apoyo de maquinarias retiran toneladas de basura en volquetas y las llevan al botadero municipal, mismo trabajo que podrían hacer en Guatemala.

“Estamos preocupados porque el daño al sistema marino costero es terrible, es algo irreversible, hemos visto que algunos peces, entre otros animales, mueren por el plástico”, expresó.

30
volquetadas de desechos sólidos. En una sola semana, las autoridades locales recogieron 30 volquetadas de desechos sólidos.

El alcalde agregó que mediante conversaciones han hecho llamados a las autoridades de Guatemala; pero de no recibir respuestas van a tener que tomar medidas fuertes para que paguen las consecuencias de los daños que han causado al municipio.

Las autoridades municipales aseguraron que el dinero que invierten en limpieza podría servir en otros proyectos de salud y educación.

En Omoa han hecho estudios para construir grandes proyectos turísticos como resorts, los cuales darían empleo y mejorarían la imagen del municipio; sin embargo, las autoridades temen que la contaminación que llega de Guatemala ha alejado a los inversionistas.

La contaminación de la basura no solo afecta a las playas de Omoa, a Puerto Cortés también llega la basura procedente de Guatemala, y la Municipalidad mantiene equipos de limpieza que se encargan de recoger toneladas de desechos que llegan también del río Motagua.

Otros municipios afectados por los desechos arrojados por el vecino país son Tela, La Ceiba e Islas de la Bahía.

La Prensa