San Pedro Sula descontenta con los 20 años de rezago del aeropuerto

El alcalde Armando Calidonio considera que el contrato de concesión “prácticamente nada” es lo que le da a la ciudad.

Interairports recibió bajo concesión el Villeda Morales en 2000.
Interairports recibió bajo concesión el Villeda Morales en 2000.

SAN PEDRO SULA.

Empresarios y autoridades locales de San Pedro Sula están descontentos porque en veinte años de concesión no se logró convertir al Ramón Villeda Morales en un aeropuerto competitivo.

Contra las expectivadas optimistas surgidas por el modelo de la concesión hace dos décadas, Interairports (Aeropuertos de Honduras), devolverá el aeropuerto en desventaja competitiva y con un visible rezago en infraestructura.

En la edición de ayer, Diario LA PRENSA publicó un reportaje en el cual expuso que el aeropuerto internacional Ramón Villeda Morales (SAP), otrora el más importante de Honduras, perdió competitividad porque la concesionaria no invirtió en la ampliación de la terminal de pasajeros y en la instalación de nuevas mangas.

JT-AEROPUERTO7-270129(800x600)
Interairports invirtió en la remodelación interna de la terminal de pasajeros, pero no la amplió en 20 años.

Tras la publicación, Edgardo Maradiaga, gerente general de Interairports, envió una carta a la dirección de Diario LA PRENSA en la cual expuso que “como concesionaria de los cuatro aeropuertos internacionales de Honduras (...) la empresa cumplió a cabalidad las cláusulas establecidas en el contrato de concesión, lo que es citado en el mismo artículo de declaraciones de autoridades de la Superintendencia de Concesiones”.

Maradiaga criticó la publicación, pero Armando Calidonio, alcalde de San Pedro Sula, la avaló, pues la ciudad no ha obtenido “nada” de la concesión del aeropuerto que expirará en octubre próximo.

“Hemos revisado el contrato y la verdad que lo que se obtiene de la concesión es prácticamente nada… lo que se invierte. No hemos visto un cambio, no tenemos un lugar donde recibir ni las visitas. Hay muchas falencias. Yo no quiero ir contra nadie. Son hechos, son realidades”, dijo Calidonio al ser consultado ayer por LA PRENSA durante la supervisión de la construcción de un puente en el bulevar del norte.

La nueva empresa que administre el Villeda Morales tendrá el control durante 30 años, 10 más que el período que tuvo Interairports.

El alcalde explicó que él se ha reunido con representantes del Banco Mundial (BM), Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y empresarios locales para abordar el tema del aeropuerto y encontrar una vía para mejorar sus condiciones y convertirlo en una terminal competitiva internacionalmente.

Para buscar una opción alterna a una nueva concesión, dijo, “hemos hablado con varios empresarios y ojalá que en un futuro la ciudad lo pueda tomar en conjunto con los empresarios, porque somos a los que nos duele la ciudad”.

“Nos hemos reunido con varios empresarios y todo mundo muestra su insatisfacción. Como ciudad le puedo decir, como alcalde de San Pedro Sula, como representante legal, como administrador único de la ciudad, le puedo decir, no estoy contento en lo absoluto, no me parece que está funcionado bien, la ciudad no tiene ningún tipo de facilidades y definitivamente se ha quedado muy atrás”, criticó Calidonio.

Enrique Beltranena, presidente y director de la aerolínea Volaris, dijo que los altos costos le impiden volar a Honduras

En 2020, es evidente, la terminal de pasajeros del Ramón Villeda Morales (construido durante el Gobierno de Rafael Leonardo Callejas,1990-1994) está igual que hace 20 años, a excepción de la parte interior, mientras los aeropuertos de países vecinos crecieron en infraestructura para permitir un mayor número de líneas aéreas, multiplicar los destinos e impulsar el crecimiento del flujo de pasajeros.

Según informes de Interairports, esa empresa invirtió en 19 años de concesión L1,741 millones en el Villeda Morales y los otros tres aeropuertos y ha aportado L3,714 millones al Gobierno por concepto de canon.

Sin embargo, con esa inversión, la empresa concesionaria no logró en veinte años elevar su competitividad.

En conectividad aeroportuaria del Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, el país se encuentra en la posición 106 (en un ranking de 141), es superado por Costa Rica, Panamá, El Salvador y Guatemala.

aeropuertohonduras(1024x768)

Costos

Actualmente, Interairports cobra en el Villeda Morales y en las otras tres terminales aéreas internacionales que opera (Toncontín, Golosón y Juan Manuel Gálvez) $48.44 por salida internacional a cada pasajero, cantidad que es cargada en el precio de los boletos aéreos.

“Aquí es más caro”. Para Luis Larach, expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) y expresidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), estas tarifas desmotivan e impiden que más personas visiten el país y que aerolíneas de bajo costo operen en Honduras.

“Honduras y Nicaragua son los países más aislados de Centroamérica por la vía aérea. Todos tienen sus hubs de sus aerolíneas y aquí por qué no, porque es más caro”.

“Para venir a Honduras hay que hacer transbordos en Costa Rica y El Salvador. Los administradores de aerolíneas de bajo costo han expresado que no pueden venir a Honduras porque los aeropuertos son muy caros”, dijo Larach.

Claves
Tiempo
Horario. En veinte años, el operador y el Gobierno no convirtieron el Ramón Villeda Morales en un aeropuerto de 24 horas.

Infraestructura
Terminal. La compañía realizó inversiones establecidas en el contrato de concesión, sin embargo, no amplió la terminal porque la concesión no se lo exigía.

Contrato
Cumplimiento. Según las autoridades del Gobierno, la empresa concesionaria cumplió con sus obligaciones.

Vecinos
Crecieron. Los aeropuertos de los países vecinos crecieron en el número de mangas o puentes de abordaje.

El empresario citó como ejemplo que la aerolínea Volaris, que opera en México, Estados Unidos, Guatemala, Costa Rica y El Salvador, no arribó al Villeda Morales por los altos costos que implicaba la operación.

Ahora que el Gobierno está desarrollando el proceso de licitación para conceder una nueva concesión del Villeda Morales, Larach insta a los hondureños a “analizar bien una nueva concesión de los aeropuertos para no pasar otros treinta años aislados”.

“Todo sampedrano, todo hondureño, sería un doliente o vamos a ser dolientes de lo que se haga bien o de lo que se haga mal. Si se hace bien vamos a disfrutar y vamos a tener accesibilidad y bajos costos, si se hace mal, nos van aislar por otros treinta años y se nos va a dificultar tomar otro vuelo”, dijo.

Efecto

Desde el punto de vista de Larach, la entrada en operación del aeropuerto internacional de Palmerola tendrá un impacto “terrible” en la economía de San Pedro Sula si el Villeda Morales continúa siendo un aeropuerto con costos altos para las aerolíneas.

“Estamos muy temerosos con eso. Hay un compromiso fuerte con ese aeropuerto de Comayagua para hacerlo viable y eso podría implicar que se les obstaculice más aterrizar en San Pedro Sula y darle facilidades en Comayagua. Sería un impacto económico para San Pedro Sula terrible”, dijo.

A criterio de Armando Fúnez, expresidente de la Asociación de Líneas Aéreas de Honduras (ALAH), Palmerola no será una competencia para San Pedro Sula porque “los dos mercados están claramente repartidos”.

Palmerola atenderá el centro y sur del país, mientras el de San Pedro Sula el norte y occidente del país”, dijo.

La Prensa