Más noticias

Armando Calidonio: “más de L8,000 millones se invierten en obras”

El edil brindó una entrevista a LA PRENSA para abordar varios temas de ciudad.

Momento. El alcalde Armando Calidonio asegura que no hay paracaidismo en su administración municipal, que eso se terminó.
Momento. El alcalde Armando Calidonio asegura que no hay paracaidismo en su administración municipal, que eso se terminó.

San Pedro Sula.

En una oficina acomodada en el salón consistorial del palacio municipal trabaja temporalmente el alcalde sampedrano Armando Calidonio. Ya lleva tres meses en ese espacio dividido con biombos de madera y seguirá ahí un tiempo más, quizá hasta octubre. Internamente el palacio luce muy diferente por lo menos en las partes que ya están finalizadas.

La fuente de las tortugas, las oficinas de los regidores y prácticamente toda la segunda planta, a excepción del consistorial, son historia. Pero se están conservando los pisos y todo lo que representa historia porque el alcalde asegura que el palacio servirá solo para eventos protocolarios, tener el archivo municipal, un museo y la oficina del alcalde. Desde la improvisada oficina, el edil brindó una entrevista a LA PRENSA para abordar varios temas de ciudad dejando claro que tiene una ruta clara para seguir transformando a San Pedro Sula en una urbe inteligente.

lg-colectores-250619(800x600)
Inversiones en salud, especialmente en los macrodistritos, más de 200 millones en educación y las obras en el sistema pluvial.

SPS se ha transformado en infraestructura. ¿Qué más hay en este tema?

El tema de infraestructura no solo tiene que ver con cemento, el enfoque de las obras que se construyen es eminentemente social para que den calidad de vida a los ciudadanos. Hemos tenido proyectos diseñados desde hace mucho tiempo y se han tenido que rediseñar para que estén acorde a la modernidad que está teniendo la ciudad. Es una gran cantidad de proyectos, en el nuevo financiamiento que está en proceso de cierre son 34 obras en barrios y colonias, pero lo más impactante es la pavimentación de los accesos en barrios y colonias. Se pavimentarán las entradas y salidas por donde circulan los buses y donde están las escuelas, lógicamente no de todas porque SPS tiene más de 700 barrios y colonias, pero sí de los principales. También se está dando mantenimiento a la red vial no pavimentada porque no es fácil pavimentar mil kilómetros, ya que eso será no solo en un gobierno sino que en varios.

¿Cuánto va invertido en infraestructura?

Antes de 2014, en los gobiernos anteriores se invertían entre 200 y 250 millones de lempiras por año lo que representaba entre 800 a 1,000 millones en un gobierno, ahora eso se invierte en un año o sea que si nosotros seguimos con ese nivel de inversión será histórico, pero nunca suficiente. En mis primeros cuatro años se invirtieron cinco mil millones en obras y al finalizar este periodo superaremos los 8 mil millones.

¿Cuál será la obra más grande que hará en los próximos dos años?

El paso a desnivel frente al Mario Rivas porque será un doble paso, generará fluidez y será llamativo porque tendrá una arquitectura diferente que va a reflejar la importancia de El Merendón. Propondremos que se llame paso a desnivel El Merendón y se están haciendo los diseños finales. Se licitará este año y será construido en 18 meses y a finales de 2021 estará listo. Hay que esperar que el colector se termine para seguir con ese proyecto.

lg mercados3 140219(800x600)
Recuperar el distrito central es un gran reto para el alcalde y su corporación. La segunda etapa de los semáforos está a punto de iniciar.

¿Y en el área de salud?

Hoy firmamos un convenio con Banco de Occidente para entrar al fideicomiso y que se hagan las compras directamente para los macrodistritos y los centros de salud municipales, y eso nos permitirá comprar más medicina con menos dinero. Ya estamos en la segunda licitación del macrodistrito de Cofradía y una vez que se adjudique comenzamos con el diseño del macrodistrito de Chamelecón, que se construirá en el predio donde funcionaba Promuca, en ese predio también habrá un mercado. Tendremos cuatro macrodistritos de salud.

¿En qué beneficia a SPS el reciente convenio firmado con el Banco Mundial?

Muchas veces la gente no logra comprender la profundidad de lo que significa este tipo de convenios. En primer lugar es la importancia de la ciudad porque el BM trabaja con Estados o países. No es que no trabaje con ciudades, pero no ha sido fácil porque esto se ha venido trabajando desde 2014. BM escoge sus clientes y hay que llenar una gran cantidad de requisitos y nosotros calificamos.

¿Qué debe tener una alcaldía para ser escogida por el BM?

Tiene que estar ordenada y con una clara planificación. El organismo busca proyectos ganadores porque quieren ser socios de ciudades que ofrecen calidad de vida a la gente. El Plan Maestro de Desarrollo Municipal fue clave porque no todas las ciudades tienen uno y nosotros lo hicimos con recursos locales. Después de hacernos visibles, lo más importante es que nos servirán para relacionarnos con inversionistas internacionales y además darán seguimiento a esas conversaciones. Habrá un derrame en la economía y eso generará más empleo.

¿Cuándo tendrá SPS todos sus semáforos inteligentes?

Estamos revisando la licitación de la segunda etapa porque han cambiado algunas cosas y queremos revisar si se involucran directamente ya con el plan maestro los activos digitales o sensores. Han sido cinco meses difíciles porque hemos tenido una gran cantidad de misiones y eso nos ha tenido ocupados, por ello se han retrasado proyectos y los semáforos son un ejemplo. Pero esperamos al final de año tener todo culminado. En la primera y segunda calle se van a relocalizar igual que con los del Mario Rivas. Son 50 semáforos, pero puede ser que en unos años se ocupen más. La idea inicial era quitarlos todos y conectarlos, pero se han hecho cambios.

¿Han mejorado los ingresos en la alcaldía?

Sí. El proyecto de modernización delegada es estratégico y ha dado los resultados esperados, se han mejorado los procesos y se ha incorporado la tecnología. Nosotros recibimos la ciudad con 1,396 millones de ingresos y seis años después tenemos L2,400 millones, eso es un aumento de un 60% de incremento tomando en consideración que el año pasado no tuvimos ingresos por peajes que nos dejaban 300 millones de lempiras. Cada año ha ido aumentando sin hacer incrementos sustanciales en las tasas municipales. Nos hemos mantenido porque hemos ampliado la red tributaria y somos eficientes en los cobros. Hay más confianza y expectativa que nos permite avanzar. Las obras se hacen con tasas e impuestos y seguimos mejorando el proceso que se ha diseñado exclusivamente para SPS y esto mejora la calidad de profesionales que hay dentro de la alcaldía. Antes había solo cuatro arquitectos, hoy hay 46 contratados, pasamos de un nivel empírico a uno profesional y eso ayuda. Hay reglas claras con las ordenanzas de zonificación y con el plan territorial.

¿Se ha incrementado la planilla?

El gasto corriente lo hemos disminuido. Lo importante no es cuántos empleados hay, sino que se les pueda pagar y que cada quien tenga una función y que cumplan con los requisitos. Nosotros incrementamos en un 60% los ingresos, pero no hemos aumentado la planilla en esa proporción porque no sería inteligente. Hemos mantenido el gasto menor que en otros tiempos. Nosotros no tenemos un tan solo paracaidista y yo he tenido que despedir gente hasta de mi partido porque soy el administrador y tengo que asegurarme que todo funcione bien.

El problema de calles inundadas viene de muchos años atrás. ¿Qué se ha hecho y se está haciendo para solucionar el problema?

Es un problema estructural que se deriva del crecimiento de la ciudad y la falta de enfoque de este tema producto del crecimiento expansivo y desordenado. Se hicieron muchas cosas no planificadas, los colectores principales hacen falta. Cuando se hizo el bulevar del sur no se previó nada en la parte baja y toda el agua iba a dar a la comunidad. Todos los colectores deben terminar en el río y los que estaban construidos tenían fallas y eso ha dañado el concreto y generado inundaciones. Resolver el problema de inundaciones ha tomado tiempo, se ha priorizado porque no se tienen suficientes fondos. En aguas lluvias tenemos retos grandes, pero hemos venido invirtiendo y lo seguiremos haciendo. En las nuevas pavimentaciones y proyectos tomamos en cuenta eso, lastimosamente se nos atrasa mucho porque tenemos graves problemas con Aguas de San Pedro porque ellos no están en sintonía con lo que estamos haciendo, a pesar de que es una empresa privada no va al ritmo que nosotros vamos. Un ejemplo es la primera calle, donde hay una rotura, ya lleva una semana y no han hecho nada y así hay miles de cosas. Existe falta de compromiso porque no saben de calidad y solo piensan en ganar, entonces hay problemas.

¿Y en qué quedó el tema de las plantas de tratamiento?

Aguas de San Pedro es un desastre. Es un tema aparte.

¿La construcción de los mercados cómo va?

Se está trabajando en los diseños, hay tres listos, se tiene una asignación de 28.5 millones de dólares que dio el presidente Hernández. La próxima semana ya estaremos revisando los diseños, tal vez no finales, pero se licitarán dos o tres. El plan de recuperación del distrito comercial se hará en varias etapas y ya se comenzó a tener interacción con los vendedores. Si nosotros logramos tener los cinco mercados más el de la terminal, entonces podremos mover a la gente. No es el primer centro de una ciudad que se recupera y lo importante es que sea sostenible. Ahorita vemos cómo algunos dueños ponen puestos enfrente para vender su mismo producto o sea que piden solución, pero son parte del problema. Es un tema que debemos ver, pero al hacer esas inversiones esperamos que en un año o dos se comiencen a ver los resultados. Yo no estoy seguro que en el caso de los vendedores todos se quieran mover porque ahí hay de todo, hay mafias y hay que hacerlo con mucho tacto.