19/06/2022
07:38 AM

Más noticias

Compañeros de ruta

    Ni novios ni amigos relevante expresión del vicealcalde de San Pedro Sula, quien en los últimos días ha confrontado al jefe edilicio tanto por los despidos como por la posibilidad de volver a los peajes en la salida sur de la ciudad para realizar obras que ayuden a mejorar en una de las más transitadas vías con proyecciones de aumento que significa atasco de vehículos no solo en horas pico, sino en cualquier momento del día.

    La reacción con notable distanciamiento del alcalde se originó en el despido de gerentes supuestamente por no alcanzar las metas propuestas en los primeros meses de gobierno edilicio. Es la explicación más simplona. Después llegan aquellas otras no exentas de peso partidario, pero en este caso concreto, la sorpresa por lo imprevisto califica la decisión como reacción personal “sui géneris” de quien tiene antecedentes autoritarios y de mandamás.

    Ojalá que de los tropezones y las piedras del camino vayan marcando una ruta de progreso y mejoramiento para la Capital Industrial del país que en los últimos años apostó por el cemento y le dio la espalda a una sana política ambiental.

    Las correcciones en la ruta son necesarias, pero mucho más la colaboración, la responsabilidad en el camino que ojalá esté exento del color partidista y las autoridades sepan comportarse como verdaderos compañeros, todos ellos gobernantes para bien de la población, pues de lo contrario tendremos más de los mismo o parecido con el riesgo de que se haga real aquello de “el que manda, manda” y ese soy yo.

    ¿Tregua o firma de paz? Esta es la pregunta de los sampedranos sorprendidos por los sucesivos anuncios del alcalde sobre obras, sobre proyectos con necesidad de fortalecer y acercamientos de los que no se conocen aún resultados, pero como en el mar el echar las redes abre posibilidad de pesca.

    El paso de los días irá dando la verdad, pero urge trabajar más como corporación municipal que proyectar las ideas y utopías personales que se desvanecen como los cohetillos de feria.

    Manos a la obra, pero que sean todos los regidores integrados en la inmensa labor urgente y necesaria para recuperar la ciudad no solo solucionando los problemas de viabilidad, sino, sobre todo, emprender definitiva y poderosamente las tareas para el mejoramiento del ambiente con plantas de tratamiento de aguas servidas, adentrarse en un plan serio de alcantarillado y proclamar ni un árbol menos y hacer real la recuperación forestal de la ciudad y del municipio.

    Ni novios ni amigos, compañeros de travesía con fuerte oleaje que exige inteligencia, solidaridad, visión y mucho trabajo.