“Lo capturaron porque en su carro llevaba dos bolsas con cinco libras de hierba seca supuesta marihuana”, “En un compartimiento de su vehículo le fueron encontrados dos paquetes de polvo blanco, supuesta cocaína” son ejemplo de tantos que aparecen en los diarios, una verdadera falla gramatical, puesto que cualquier persona puede llevar bolsas de hierba seca y que no necesariamente sea marihuana, podría tratarse de manzanilla u otra hierba; en el otro caso, la persona puede conducir dos paquetes de bicarbonato para embolsarlo y venderlo al menudeo en su pulpería. Qué policía no conoce la marihuana, todos. Igual, cualquier agente sabrá lo que es ese polvo: cocaína. Cuando una autoridad encuentra hierba ya sea verde o seca debe saber si es o no es marihuana, y así se evita el bochorno cuando frente a otra autoridad se dé cuenta que cometió un abuso por desconocimiento. Lo mismo sucederá en el segundo caso, el uniformado deberá tener la certeza de que ese polvo es cocaína o precursor de la misma y no andar saltando con “supuestos”. Percibo que esto ocurre por asociación de conceptos al confundir “supuesto sujeto” con “supuesta cosa”; luego, lo correcto habría sido “Capturan a supuesto narco porque llevaba en su carro cinco libras de marihuana”, “Al supuesto narco le encontraron dos paquete de cocaína en un compartimiento de su vehículo”. Esto es porque no se puede asegurar que estos conductores son narcos, quizá lo hicieron por descuido o desconocimiento de lo que llevaban, y será un juez quien determinará si son o no son narcotraficantes. Aclaro que una vez que estas personas ya son presentadas a las autoridades judiciales dejan de ser supuestas para convertirse en presuntas.

“El accidente sucedió a la altura del desvío a Santa Cruz de Yojoa”, “El operativo policial se instaló a la altura del puente La Democracia” son algunas de las notas que he mirado en un periódico. Al leer tales informaciones encuentro que el accidente ocurrió exactamente en el desvío a Santa Cruz de Yojoa y no en las inmediaciones; igual, leo que el operativo policial fue en el puente La Democracia y no en las cercanías. Lo correcto tenía que ser “El accidente sucedió el desvío a Santa Cruz de Yojoa”, “El operativo policial se instaló en el puente La Democracia”. Entre otras acepciones, el sintagma “a la altura de” significa “en las cercanías de, en las proximidades de”.

Una amiga periodista insiste en eso de “los usuarios de”, ella escribe “los usuarios del hospital, los usuarios de los supermercados, los usuarios de Aguas de San Pedro, de la Enee” en vez de “los pacientes del hospital, los clientes de los supermercados, los abonados de Aguas de San Pedro, de la Enee”. Yo no soy usuario de la Municipalidad, no soy usuario del Registro de las Personas, de los juzgados de la Corte Superma de Justicia, soy simplemente un ciudadano que visita dichas instituciones para algún trámite. Usuario es quien habitualmente usa algo: “Los usuarios de esa computadora”. Usuario es el que usa algo ajeno o por derecho o concesión: “Los usuarios del parqueo de La Prensa”, “Los usuarios de las playas municipales”, “Soy un usuario de los cajeros automáticos”. Percibo que los periodistas o se decantan por una palabra o carecen de competencia léxica, pero no siempre saben emplear el “cibernético” usuario.

“Se ganaba la vida trabajando en el rubro del transporte urbano”, “El rubro del transporte de carga es el más afectado por el alto costo de los combustibles”. Rubro (que nada tiene que ver con sector, línea) se ha vuelto una tediosa muletilla que en nada ayuda al español; pero lo mismo, se hace por oquedad semántica o por atracción. Lo ideal sería “Se ganaba la vida trabajando en el transporte urbano”, “El transporte de carga es el más afectado por el alto costo de los combustibles”.

Hay una reportera de Tegucigalpa tan perifrástica que gasta (no invierte) su tiempo al decir tanto que en nada abona sus mensajes: “El hombre atacó a su mujer con un arma de fuego, una pistola tipo revólver”, expresión inapetente porque es más preciso referir que “El hombre atacó a su mujer con un revólver”, después de todo pistola no es lo mismo que revólver, la pistola es semiautomática y el revólver tiene tambor que dispara uno por una cada proyectil.