Más noticias

Cambio climático: la negación es el primer paso a la tragedia

Estados Unidos, Siria y Nicaragua serán las naciones que no son parte del pacto de cambio climático que habían suscrito 194 países en París. Bonita comparación.

Impensable. En su anuncio, el presidente Donald Trump, quien había prometido en su campaña que removería a Estados Unidos de la alianza global para controlar y mitigar los estragos de las emisiones de carbono en el globo, y así los cambios climáticos, dijo que él había sido elegido por los residentes de Pittsburgh y no de París. Cuanto populismo irresponsable. ¿Y qué pasa con las zonas costeras de Estados Unidos que más riesgo corren? Por ejemplo, Florida. Que de paso, también lo eligió.


Trump dijo que empezaría un plan en Estados Unidos que llegará a sus estándares. La pregunta es si el pacto de París dejaría que cada país llevara sus propios estándares, entonces ¿cuál es el verdadero motivo para que Estados Unidos lo deje? Las explicaciones no están claras. Y a mí me suena a mezcla entre negocio de empresas y popularidad para el Presidente. Ambas palabras que lo han definido como empresario, persona y que él espera lo definan como el político diferente, rebelde. Sin estudiar el impacto real que puedan tener sus declaraciones, decisiones o movimientos mientras está en la Presidencia.


La Casa Blanca no dio muchas explicaciones este pasado jueves después de hacer el anuncio, mostrando una vez más que no responde a periodistas sobre los temas que no quieren tratar. Otro cambio fuerte en la política de este país. Para la Casa Blanca de Trump, ningún tema que le incomode se puede hablar. Eso me trae recuerdos de mandatarios que hay o han tenido los dos otros países que no están en el pacto climático. Para Trump, el riesgo financiero del pacto climático de París es grave.

Recordemos que en el 2012, por medio de las redes sociales, el Presidente dijo que el cambio climático se lo habían inventado los chinos para que Estados Unidos no fuese más competitivo. Lo irónico es que China es un país sumamente contaminado, que poco hace por el medio ambiente. Inventarse el término cambio climático no le haría ningún bien. En caso tal, no serían los pioneros en apaciguarlo.


¿Negación o ignorancia? Resulta ser que científicos del instituto de tecnología de Massachussets le explicaron a la agencia Reuters que el Presidente entendió mal (¿o no entendió?). El estudio de esta universidad que él citó en su anuncio el mismo jueves. El estudio “Que diferencia hace el pacto de París” fue publicado en el 2016 y aseguraba que si los países en el pacto cumplieran sus compromisos la temperatura global bajaría de .6 grados a 1.1 para el 2100. Trump aseguró que era muy poco. Los científicos dijeron que si bien parecía poco, sin el pacto la temperatura subiría dramáticamente. Y que la universidad no apoya la decisión del Presidente.
Tampoco la apoyaron decenas de empresarios tanto republicanos como demócratas que escribieron cartas al Presidente, todas documentadas y abiertas al público. Sin duda para muchos países del mundo el presidente Trump no es de fiar. Y con él, Estados Unidos no es de fiar. De nuevo, sin precedentes.
*Facebook sabinacovo twitter sabinacovo Instagram sabinacovo