Redacción.

Un hecho criminal ocurrido en el estado de Nueva León, México, se convirtió en un poderoso video viral debido a que un hombre optó por seguir comiendo sus alitas de forma tranquila.

El hombre, que fue solo una de las víctimas del amante de lo ajeno, tuvo nervios de acero para, incluso, entregar sus pertenencias mientras no perdía el gusto por sus alimentos.

Las imágenes no tardaron en volverse virales por las redes sociales más populares. Los internautas alabaron la actitud del tipo de origen mexicano.

Más videos virales