Estados Unidos.

El propietario de la red social Twitter, Elon Musk, ha cancelado esta madrugada la cuenta del rapero estadounidense Kanye West, que actualmente responde al nombre de Ye, por incitación a la violencia.

La cancelación ha sido anunciada por el propio Musk después de que el rapero publicara una imagen en su perfil de lo que parecía una esvástica fusionada con una estrella de David.

“Hice lo mejor que pude. A pesar de eso, volvió a violar nuestra regla contra la incitación a la violencia. La cuenta será suspendida”, expresó el propietario de la red social, en la que el perfil del rapero aparece ya como cancelada.

Esta no es la primera vez que el artista es suspendido en esa red social, recientemente adquirida por Musk.

La suspensión se produce después de que West alabara a Adolf Hitler en una entrevista publicada este jueves en el blog de extrema derecha “Infowars”, en la que negó la existencia del Holocausto e hizo comentarios antisemitas.

West apareció con el rostro complemente cubierto con un pasamontañas y las manos tapadas con guantes en esa entrevista transmitida en “streaming” en “Infowars”, del locutor y propagador de teorías conspiratorias Alex Jones.

Protagonista desde hace años de titulares tanto por su música, su marca de moda o su vida personal como por sus recurrentes salidas de tono, un Kanye West más desatado que nunca ha hecho saltar en las últimas semanas todas las alarmas por una retahíla de comentarios racistas y antisemitas.

Esos comentarios han hecho que el artista haya perdido millones de dólares en contratos con marcas de calzado y vestimenta, que han cancelado los acuerdos que tenían con el rapero.

Ye estuvo la semana pasada en la residencia del expresidente de Estados Unidos Donald Trump (2017-2021) en Mar-a-Lago (Florida) junto con el nacionalista Nick Fuentes, conocido por sus posturas antisemitas, en una cena que ha sido criticada incluso por sectores de su partido, el Republicano.