18/06/2024
01:30 PM

Turquía prevé mover ciudades de la llanura al monte para evitar terremotos

  • 20 febrero 2023 /

Gran parte de la milenaria ciudad de Antioquía será reconstruida en las montañas cercanas, afirmó el presidente turco.

Estambul, Turquía.

Algunas de las ciudades destruidas por los terremotos del pasado 6 de febrero deberán moverse de la llanura a las colinas para evitar riesgos de futuros terremotos, anunció este lunes el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

“Donde sea posible, queremos trasladar nuestros asentamientos de las llanuras a los montes para mantenernos alejados de desastres provocados por la licuefacción de suelos”, dijo el mandatario.

Horas antes, también el ministro de Urbanismo, Murat Kurum, había indicado a la prensa que los núcleos de población deberían reconstruirse solo en suelos sólidos, lejos de la falla geológica que ha funcionado como epicentro de los terremotos.

Según los expertos, los suelos de aluvión y sedimentos transmiten las ondas sísmicas mejor que las formaciones rocosas, por lo que la destrucción de barrios o pueblos en este tipo de terrenos ha sido mucho mayor de la observada en las colinas.

Especialmente visible ha sido este efecto en Antioquía, donde la parte antigua, edificada a lo largo del río Orontes, cuyo curso sigue la falla, ha quedado casi completamente destruida, a diferencia de los barrios periféricos.

Murat insistió también en que no se permitirá construir edificios de más de cuatro pisos, más planta baja, y que también los dueños de terrenos que quieren edificar por su cuenta deben seguir los planes de los expertos.

Erdogan, que habló a la prensa durante un viaje a Antioquía, prometió que en marzo empezará la construcción de 200.000 edificios nuevos en las once provincias afectadas.

Las provincias de Hatay, Kahramanmaras y Malatya, con más de 40.000 edificios cada una, serán las de más actividad de reconstrucción, seguidas de Adiyaman, con 25.000 edificios planificados.

Erdogan salió también al paso de los temores de que el terremoto pueda haber puesto fin a la diversidad única de la población de Antioquía, donde han convivido musulmanes suníes, alevíes -una rama monoteísta formalmente islámica pero que no cumple los mandatos coránicos-, cristianos ortodoxos, armenios y judíos.

Vea: EEUU notificó a Rusia sobre visita de Biden a Ucrania “unas horas antes”

Esta mezcla confería a la ciudad un carácter liberal y cosmopolita, con una amplia oferta de ocio nocturno, en contraste con el carácter conservador y religioso de gran parte de las provincias vecinas.

Muchos antioqueños temen que al haber perdido todo en el sismo, los nativos del lugar no regresarán tras la reconstrucción y serán reemplazados por población de otras zonas o refugiados sirios, lo que pondría fin al carácter de la ciudad.

“No hagan caso a los rumores de que se cambiará la demografía de Hatay. Válgame Dios que nadie tiene la capacidad de cambiar la estructura demográfica de Hatay”, dijo Erdogan hoy en Antioquía, al concluir su acto. EFE