04/02/2023
01:17 AM

Más noticias

Sacerdotes nicaragüenses denuncian persecución a “Iglesia por misión profética”

  • 24 agosto 2022 / 13:59 PM /

Un obispo y siete sacerdotes han sido arrestados en la ofensiva del Gobierno contra la Iglesia Católica en Nicaragua.

Managua, Nicaragua.

Los sacerdotes de la diócesis de Estelí, en el norte de Nicaragua, señalaron a las autoridades gubernamentales de estar “persiguiendo a la Iglesia por su misión profética”, en una carta dirigida al presidente Daniel Ortega, según informó la dependencia católica este miércoles.

“Están persiguiendo a la Iglesia por su misión profética, porque es la única que es capaz de denunciar sus constantes violaciones a los derechos humanos, olvidándose de que cuando persiguen a la Iglesia, en la persona de sus servidores los obispos, los sacerdotes, los laicos, es a Cristo mismo a quien persiguen”, indicó el clero de Estelí, en la carta pública.

La misiva fue divulgada días después del arresto del obispo de la diócesis de Matagalpa y administrador apostólico de la diócesis de Estelí, Rolando Álvarez, junto con cuatro sacerdotes, dos seminaristas y un laico, adicionales a otros tres párrocos detenidos en los últimos tres meses.

Álvarez, un crítico de Ortega, fue sustraído por la fuerza del Palacio Episcopal de Matagalpa por la Policía Nacional, que lo acusa de realizar “actividades desestabilizadoras y provocadoras”.

“La incitación al odio y a la violencia la iniciaron ustedes, cuando el señor Daniel Ortega, en el acto oficial de la celebración del 19 de julio de 2018, acusó públicamente a algunos obispos de ser golpistas, terroristas y, desde entonces, son innumerables las veces en que ustedes, que deberían dar el ejemplo de civismo y respeto, arrojan todo tipo de improperios, ofensas y difamaciones”, lanzaron los religiosos.

En la carta, de tres páginas de extensión, los sacerdotes de los departamentos (provincias) de Estelí, Madriz y Nueva Segovia, todos en el norte de Nicaragua, enumeraron las “ofensas” que el Gobierno de Ortega ha proferido en contra de la Iglesia católica nicaragüense desde 2018.

“ACUSACIONES INFUNDADAS”

Entre estas mencionaron la expulsión del nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, el exilio forzado del obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, y del párroco Edwin Román, el arresto de una decena de sacerdotes y el obispo Álvarez, el cierre de al menos ocho emisoras católicas y tres canales de televisión católicos.

También la cancelación de organizaciones caritativas, o la expulsión de 18 monjas de la Congregación de Santa Teresa de Calcuta.

“Nuestra naturaleza y misión pastoral pacífica ha hecho que soportáramos con paciencia semejantes barbaridades, tales acusaciones infundadas, como la de ser golpistas, porque aquí no hubo ningún golpe de Estado (...), eso sólo existe en la mente de ustedes”, señalaron los sacerdotes, en referencia a las protestas multitudinarias contra Ortega que estallaron en abril de 2018.

Desde 2018, indicaron los sacerdotes, las autoridades nicaragüenses “han inyectado odio y, a Dios gracias, nuestro pueblo es noble y no se deja engañar, y toda esa campaña de difamación no ha calado en el corazón y la mente de nuestra gente buena y respetuosa de su fe cristiana, de sus servidores, los obispos y sacerdotes”.

Vea: Tiroteo en Washington D.C deja dos muertos y varios heridos

Señalaron además que a los sandinistas “el Señor les concedió la oportunidad de asumir nuevamente el Gobierno y de no repetir los errores de su primera administración. Pero no sólo los han repetido, sino que los han sobrepasado”.

Los sacerdotes afirmaron sentirse fortalecidos con la cercanía mostrada por el papa Francisco, e insistieron en orar “para que el Señor les conceda su Espíritu Santo y puedan corregir todas la barbaridades que están haciendo a nuestra Iglesia en Nicaragua”.

Las relaciones entre Ortega y la Iglesia católica, la religión con más creyentes en Nicaragua, han estado plagadas de fricciones a lo largo de 43 años. EFE