07/08/2022
12:01 AM

Más noticias

Reo latino pide retrasar su muerte por inyección letal para donar un riñón

Ramiro Gonzales fue condenado a la pena capital por el asesinato de Bridget Townsend, de 18 años, el 15 de enero del 2001, señala el diario New York Post.

Texas, Estados Unidos

Un reo latino en una prisión en Texas ha pedido que su muerte por inyección letal, prevista para el 13 de julio, se retrase para poder donar un riñón.

Los abogados de Ramiro Gonzales pidieron el miércoles al gobernador Greg Abbott en una carta que retrase la ejecución por un mes para que su cliente pueda ser considerado un donante vivo “para alguien que necesita urgentemente un trasplante de riñón”.

Gonzales, de 39 años, fue condenado a la pena capital por el asesinato de Bridget Townsend, de 18 años, el 15 de enero del 2001, señala el diario New York Post.

De acuerdo con las autoridades, Gonzales, que también tenía 18 años para esa fecha, secuestró y agredió sexualmente a Townsend antes de dispararle. Gonzales está en prisión desde el 2006.

Indica además el Post que los abogados Thea Posel y Raoul Schonem señalaron al gobernador Abbott que un equipo de trasplantes de la Universidad de Texas encontró que Gonzales era un “candidato excelente” para la donación debido a su raro tipo de sangre.

”Prácticamente todo lo que queda es la cirugía para extirpar el riñón de Ramiro”, proceso que tomará un mes, indicaron los abogados a Abbott.

Deseo de ser un donante

También enviaron al gobernador una carta de Cantor Michael Zoosman, un clérigo judío que ha estado en contacto con el recluso.

”No tengo ninguna duda de que el deseo de Ramiro de ser un donante altruista de riñón no está motivado por un intento de última hora de detener o retrasar su ejecución.

”Iré a mi tumba creyendo en mi corazón que esto es algo que Ramiro quiere hacer para ayudar a que su alma esté bien con su Dios”, aseguró Zoosman en su misiva.

El diario neoyorquino indica además que una solicitud previa de Gonzáles para donar fue rechazada a principios de este año sin que el Departamento de Justicia Criminal de Texas diera una explicación.