Más noticias

Reino Unido detecta dos casos de la nueva variante del covid-19

“Los dos casos están relacionados (entre ellos) y a un viaje al sur de África”, indicaba el comunicado.

Londres, Reino Unido.

El Reino Unido detectó dos casos de infección por la nueva variante ómicron del coronavirus en personas “relacionadas con viajes a Sudáfrica”, informó el sábado el Departamento de Salud británico.

“La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) ha confirmado que se han identificado dos casos de covid-19 con mutaciones compatibles con [la variante] B.1.1.529 en el Reino Unido”, dijo el departamento en un comunicado, añadiendo que las personas infectadas y sus familias quedarán aisladas.

“Los dos casos están relacionados (entre ellos) y a un viaje al sur de África”, indicaba el comunicado. Las autoridades sanitarias precisaron que uno de ellos fue detectado en la ciudad de Nottingham (centro) y la otra en Chelmsford (al este de Londres).

LEA: La alerta por ómicron muestra el error global de no distribuir mejor las vacunas

Para “hacer frente a la evolución de la situación”, el gobierno británico decidió endurecer a partir de las 04H00 GMT del domingo las condiciones de entrada en su territorio para las personas procedentes de Malawi, Mozambique, Zambia y Angola.

Cuatro países que se unen a la lista de Sudáfrica, Namibia, Lesoto, Esuatini (o Suazilandia), Zimbabue y Botsuana, colocados en la “lista roja” del gobierno el viernes.

Todas las personas procedentes de esos países tendrán prohibida la entrada en Reino Unido, salvo si son ciudadanos británicos o residentes. Los que “hayan regresado de esos países en los últimos 10 días deben aislarse y hacer un test PCR”.

ADEMÁS: Pfizer Moderna y J&J analizan eficacia de sus vacunas frente a nueva variante del covid-19

El gobierno británico registra uno de los balances de fallecidos más graves del mundo por covid-19, más de 140,000 personas, y registra actualmente un aumento de los casos, con unas 1,000 hospitalizaciones al día.

Aunque estas cifras son menores a las contabilizadas en los momentos más álgidos de la pandemia, las autoridades temen que la situación sanitaria empeore con la llegada del invierno.