06/12/2022
12:44 PM

Más noticias

Putin a la OTAN: “No les dará tiempo ni de parpadear” en caso de guerra

El mandatario ruso alardea de su potente arsenal nuclear en dura advertencia a la OTAN.

Moscú, Rusia.

El presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió hoy de que en caso de una guerra entre su país y la OTAN “no habrá vencedores”, ya que Rusia cuenta con un potente “arsenal nuclear”.

“Si estalla una guerra, no habrá vencedores. No les dará tiempo ni a parpadear”, dijo Putin durante una rueda de prensa conjunta en el Kremlin tras más de cinco horas de negociaciones con su homólogo francés, Emmanuel Macron.

El mandatario ruso volvió a acusa a la OTAN de haberse expandido en los últimos treinta años hasta el punto de amenazar a Rusia.

“Intentan calmarnos con afirmaciones de que la OTAN es una organización pacífica y defensiva”, dijo, antes de citar como contraejemplos a “Irak, Libia, Belgrado”.

También denunció nuevamente la ayuda militar que los países occidentales brindan a Ucrania.

Por otra parte, Putin criticó la negativa de Occidente a aceptar sus principales exigencias.

Estas incluyen el fin de la política de ampliación de la OTAN, el compromiso de no desplegar armas cerca de las fronteras rusas y la retirada de efectivos militares de la Alianza hasta las fronteras de 1997, es decir, antes de que la organización acogiera en su seno a antiguos miembros del bloque soviético.

Durante la rueda de prensa, el líder ruso también arremetió contra Ucrania, que considera como único responsable del estancamiento de las conversaciones de paz en el conflicto entre Kiev y los separatistas prorrusos.

“Kiev sigue rechazando todas las posibilidades de restablecer pacíficamente su integridad territorial”, dijo Putin.

Además, negó que Rusia está operando en forma agresiva contra Ucrania u Occidente.

Vea: Rusia despliega sus buques de guerra en el Mediterráneo escalando tensiones con la OTAN

“No somos nosotros los que nos movemos hacia las fronteras de la OTAN”, dijo.

Con decenas de miles de tropas rusas desplegadas en la frontera ucraniana, los países temen una incursión rusa en su vecino.

Moscú rechaza cualquier intención belicista pero quiere garantías sobre su seguridad.