Washington, Estados Unidos.

El momento esperado por millones de indocumentados en Estados Unidos finalmente llegó. El presidente de EUA, Barack Obama, anunciará este jueves sus esperadas acciones ejecutivas sobre inmigración, según confirmaron hoy fuentes de alto nivel involucradas en el proceso de discusión de esas medidas.

En un mensaje distribuido en la red Twitter, la presidencia anunció que Obama 'hablará a la nación sobre los pasos que está tomando para resolver los problemas de nuestro quebrado sistema migratorio'.

Tras las elecciones legislativas del pasado 4 de noviembre, en las que los republicanos lograron la mayoría en la Cámara de Representantes y el Senado, Obama anunció que iba a tomar medidas ejecutivas antes de finales de año, ante la falta de acuerdo en el Congreso para aprobar una reforma migratoria.

Lea más: Los estados actúan para favorecer a millones de indocumentados

Además: Obama reformará las políticas de inmigración este año pese a rechazo republicano

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, que habló hoy en el National Press Club en Washington, señaló que las acciones ejecutivas en materia migratoria serán 'integrales' y abordarán diversos aspectos, incluida la seguridad fronteriza.

Foto: La Prensa

Los activistas proinmigrantes se manifestaron frente a la Casa Blanca para exigir a Obama que cumpla su promesa de aliviar la situación para millones de indocumentados en EUA.
Las medidas que se prevé anunciará Obama

El plan de Obama permitirá que muchos padres de niños que son ciudadanos estadounidenses o residentes legales obtengan permisos de trabajo y eviten así la amenaza de la deportación, según las primeras filtraciones del plan de Obama en los medios de comunicación estadounidenses.

Esa pieza del plan podría afectar a entre 2,5 y 3,3 millones de personas, dependiendo del tiempo de permanencia en el país (diez o cinco años) que se fije como requisito para los potenciales beneficiarios.

El presidente evalúa, además, ampliar la protección que ya existe para los jóvenes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños y extenderlas también a sus padres, lo que beneficiaría a más de un millón de inmigrantes.

La acción ejecutiva de Obama se trata del mayor beneficio a favor de indocumentados desde la reforma migratoria del presidente republicano Ronald Reagan, en 1986, que permitió la legalización de 3 millones de extranjeros sin papeles de estadía legal en Estados Unidos, la mayoría de ellos de origen mexicano.

La Casa Blanca considera el anuncio como 'el de mayor alcance en la historia planteado por una accion ejecutiva'.
Pese al alcance de las acciones, Obama ha advertido que las medidas son temporales y que una solución permanente al problema de los 11 millones de indocumentados pasa por la aprobación en el Congreso de una reforma migratoria comprensiva.