21/02/2024
12:01 AM

Obama exige a republicanos aprobar fondos para inmigración

  • 10 febrero 2015 /

El Gobierno estadounidense pidió al Congreso 'actuar responsablemente' en materia de inmigración.

Washington, Estados Unidos.

En representación de la administración de Barack Obama, el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, instó hoy al Congreso a ser 'responsable' y aprobar una ley de financiación para su departamento que incluya los fondos destinados a ejecutar las decisiones migratorias del presidente estadounidense.

Johnson enumeró en una declaración publicada hoy 'los impactos reales' que tiene para la seguridad nacional la oposición de los republicanos a las medidas migratorias de Obama, que beneficiarán a 5 de los 11 millones de indocumentados que hay en el país.

Lea más: Republicanos ponen a punto su plan contra las acciones migratorias de Obama

Además: Oposición inician lucha por cortar los fondos destinados para inmigrantes

Los republicanos, en medio de la batalla sobre la financiación del Gobierno a finales de 2014, consiguieron que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés), encargado de cuestiones de inmigración, pero también de terrorismo o ciberseguridad, recibiera financiación solo hasta el próximo 27 de febrero y no hasta el 1 de octubre, cuando concluye el año fiscal.

De ese modo los republicanos, consiguieron un arma para atacar las medidas de alivio migratorio a los indocumentados que Obama adoptó mediante decreto el 20 de noviembre pasado.

Según Johnson, disponer de fondos solo hasta finales de mes impide al Departamento de Seguridad Nacional llevar a cabo 'toda una serie de actividades vitales para la seguridad nacional y la seguridad pública'.

Entre los perjudicados por la financiación temporal se encuentran los efectivos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), que identifica a terroristas y criminales que tratan de cruzar las fronteras por tierra, aire y mar.

Esta situación se agravará si demócratas y republicanos no se ponen de acuerdo antes del 27 de febrero y, según Johnson, podría llevar al 'cierre' del Departamento.

El presidente ha asegurado que vetará cualquier ley aprobada por el Congreso que condicione la financiación al DHS a dejar sin fondos a sus medidas migratorias.