12/07/2024
06:20 PM

Niña de ocho años murió tras su noche de bodas

La pequeña falleció por severas lesiones en sus órganos genitales y una grave hemorragia producida por su marido.

Sana, Yemen.

Yawan, una niña de 8 años de la ciudad de Hardh, en el noroeste de Yemen, ha muerto durante su noche de bodas, tras sufrir una hemorragia interna y un desgarro en los genitales causados por su marido, que le quintuplicaba la edad, según ha informado GulfNews.

Activistas yemeníes han reclamado a la policía local la detención del marido y piden al tribunal que haga justicia y se utilice este caso para poner fin a la práctica de casar a niñas tan jóvenes.

El caso ha conmocionado a la región y la sociedad kuwaití ha llamado a castigar al marido y a la familia de la víctima, por permitir la boda.

Pese a que el país árabe promulgó una ley en febrero de 2009 que establecía los 17 años como la edad mínima para casarse, el sector más conservador la ha rechazado por considerarla ‘anti-islámica’.

Según un estudio de la organización World Vision, publicado en marzo, se ha incrementado en Yemen el número de matrimonios arreglados que involucran a niñas debido al aumento de la pobreza y la inestabilidad política.

Familias temerosas de la ruina económica y los conflictos sociopolíticos deciden ofrecer a sus hijas a hombres adinerados como una manera de salvarlas del complicado entorno.

Matrimonio infantil

En las zonas tribales de Yemen, el asunto del matrimonio infantil es extremadamente complicado. En 2008, Nujood Ali, de 10 años, conmocionó al mundo cuando fue a una corte de Sana y pidió que la divorciaran. Después del juicio, se le concedió el divorcio.

La niña se convirtió en una heroína para quienes intentan crear conciencia sobre la situación en Yemen, donde más de la mitad de las niñas se casan antes de los 18 años, según Human Rights Watch.

En 2009, el parlamento yemení aprobó una legislación que elevó la edad mínima del matrimonio a 17 años, pero parlamentarios conservadores argumentaron que ésta violaba la ley islámica, que no estipula una edad mínima para casarse, y la ley nunca entró en efecto.

Grupos de activistas y políticos aun intentan cambiar la ley, pero más de 100 líderes religiosos han dicho que restringir la edad para el matrimonio es 'antiislámico'.

'Las consecuencias del matrimonio infantil son devastadoras y a largo plazo, las niñas dejan la escuela, su educación es interrumpida de forma permanente y muchas padecen problemas de salud crónicos al tener demasiados hijos tan pronto', afirma Liesl Gerntholtz, directora de la División de Derechos de Mujeres de Human Rights Watch. 'Es muy importante que Yemen tome pasos concretos e inmediatos para proteger a las niñas de esos abusos, incluido el hecho de imponer una edad mínima para casarse'.