Ciudad de México

El diseñador de moda Mossimo Giannulli, esposo de la actriz Lori Loughlin, fue sentenciado en la mañana de este viernes a pasar cinco meses en prisión por su participación en el escándalo de fraude a universidades, reportó Variety.

Loughlin tendrá su sentencia por la tarde, y se espera que recibirá dos meses en prisión.

Nathaniel Gorton, juez federal de distrito que llevó el caso, también condenó a Giannulli a dos años de libertad supervisada, 250 horas de servicio comunitario y a pagar una mula de 250 mil dólares.

Previo a pronunciar su sentencia, Gorton indicó que el crimen del famoso fue motivado por su arrogancia, y dijo que la sentencia de cárcel enviaría un mensaje a otros padres de familia para abstenerse a intentar comprar la entrada a la universidad para sus hijos.

'Esa no es la forma en que funciona este país', declaró el juez.

Se declaran culpables

Loughlin y Giannulli se declararon culpables en mayo de un solo cargo de conspiración de fraude electrónico y postal; reconocieron que contrataron al consultor de admisiones universitarias Rick Singer, quien está en el centro de las acusaciones.

Admitieron que pagaron 500 mil dólares para que sus hijas fueran admitidas en la Universidad del Sur de California usando currículums deportivos fraudulentos, ya que indicaron que sus descendientes serían reclutadas en el equipo de remo de la universidad, a pesar de que nunca habían realizado el deporte.

Giannulli recibió su sentencia a través de una conferencia en la plataforma de videollamadas Zoom, en la cual lamentó que sus hijas se vieran involucradas de manera negativa por sus acciones.