17/05/2024
12:20 AM

Miles de migrantes arman un campamento en el norte de México tras operativos en los trenes

  • 15 abril 2024 /

Las autoridades migratorias mexicanas incrementan los operativos en el norte del país.

Ciudad de México.

Cerca de 2,500 migrantes armaron un campamento en Chihuahua, capital del estado del mismo nombre en la frontera de México con Estados Unidos, en donde este lunes contaron a EFE que viven en condiciones muy precarias tras operativos de las autoridades mexicanas para bajarlos de los trenes.

Los migrantes señalaron que el campamento crece cada día más, pues los trenes llegan repletos de personas que quedan varadas en este campamento ante el incremento de la vigilancia del Instituto Nacional de Migración (INM).

Las personas indocumentadas quedan atrapadas ante la imposibilidad de tomar un transporte a Ciudad Juárez, en la frontera de Chihuahua con la ciudad estadounidense de El Paso (Texas), y la única opción es caminar cuatro días por una carretera de 444 kilómetros a través del desierto.

Cientos de casas de campaña se extienden en un terreno a medio kilómetro de la unión de las vías que atraviesan el país de Chihuahua al Pacífico.

Migrantes construyen casas de campaña en Chihuahua (México).

Los extranjeros argumentaron que el problema es que las autoridades no les permiten usar medios formales de transporte y que el INM los persigue para devolverlos hasta el sur del país o sus lugares de origen.

Joseline Rodríguez, de Guatemala, sostuvo que atravesar México es cada vez más complejo.

“Quiero tener una buena vida, un buen futuro, pero lastimosamente aquí en México (el Instituto de) Migración no nos permite. Si nos agarran nos agreden, nos dicen que nos van a dar comida y bebida, pero no es así, lastimosamente ellos nos agreden”, denunció.

Señaló que, a estas alturas del viaje, la mayoría ya se quedó sin dinero y por eso quedan atrapados en Chihuahua capital.

“Somos miles de inmigrantes, alrededor hay madres con hijos, lo único que nosotros queremos es llegar a la frontera, que nos den el paso libre y que no nos traten mal porque no somos animales, somos buenas personas, no venimos a robar y no estamos pensando en quedarnos acá en México”, dijo.

Más migración, más operativos

El INM rescató y disuadió a más de 27,000 migrantes para bajar de los trenes de carga en octubre y septiembre pasados, cuando comenzaron los operativos después de que la empresa Ferromex suspendió 60 ferrocarriles por la presencia de más de 4,000 migrantes en los carros y en las vías.

El Gobierno de México ha reforzado los controles tras la subida del 77 % en la migración irregular en 2023, cuando detectó más de 782.000 migrantes en esta situación.

Esto preocupa a extranjeros como el venezolano Engerson Antonio Ramírez, quien también está varado con toda su familia en el campamento.

“Somos cuatro personas de mi familia, mi esposa, mi hijo, mi papá y yo. Nos vemos en la necesidad de encontrarnos en este campamento, ya que es la forma en la que nos sentimos más protegidos con respecto a las autoridades del país mexicano”, dijo.

Se abre el juicio penal contra Donald Trump en Nueva York

“Se escuchan bastantes rumores de que en la zona fronteriza se encuentra reforzada la seguridad de los grupos de Migración. La meta es llegar y la vamos a lograr”, añadió.

Agregó que a lo largo del recorrido por México han aprendido a huir de los agentes del INM porque, si los capturan, los mandan hasta el sur del país para iniciar de nuevo el recorrido.

“Nos encontramos en una situación en que no podemos abordar unidades de transporte. Que nos hagan más fácil el tránsito en el país mexicano”, pidió el venezolano. EFE