Más noticias

México: El fotógrafo que regresó a morir con su novia

El crimen de Rubén Espinosa junto a otras cuatro mujeres ha generado un fuerte impacto en México.

Ciudad de México.

El crimen del fotoperiodista Rubén Espinosa junto a otras cuatro mujeres mantiene aún conmocionados a los mexicanos que salieron a las calles en sendas protestas para exigir justicia por el cruel asesinato del hombre que llegó buscando refugio, tras las amenazas recibidas, a la capital de ese país.

Aquella madrugada del viernes, Espinosa ya había salido, junto con un amigo, del departamento donde vivía su novia, pero decidió regresar al lugar donde fue asesinado junto con cuatro mujeres.

De acuerdo con los testimonios recabados la Procuraduría, la noche del jueves Rubén, su novia Nadia y un amigo llamado Arturo salieron a divertirse. Cerca de las 02:00 horas del viernes llegaron al departamento. Una hora después, Rubén y Arturo salieron, pero el fotógrafo decidió volver.

Las autoridades continúan las investigaciones del multihomicidio. En el lugar no se encontraron rastros de bebidas embriagantes o drogas, pero a cuatro días del crimen aún no reciben los resultados de los exámenes toxicológicos de las víctimas.

$!Foto: La Prensa

El fotográfo y su novia, fueron amenazados por autoridades del gobierno de Veracruz, según medios mexicanos.
Un video de seguridad ubica a los tres presuntos responsables hacia las 15:08 horas saliendo del edificio. Dos suben a un auto Mustang, presuntamente propiedad de la mujer colombiana, y se retiran.Uno más sale arrastrando una maleta negra.

'Tenemos conocimiento, de acuerdo también en las declaraciones que obran en la averiguación previa, que esta chica que se presume de origen colombiano, es quien tenía en su posesión dinero', dijo el Procurador Rodolfo Ríos.

Lea más: Asesinan a fotoperiodista y a 4 mujeres en México

Además: Gobernador de Veracruz amenazó a fotoperiodista asesinado

Fotografías tomadas en el departamento, y que constan en la averiguación, muestran que el lugar quedó desordenado.
En los cuartos había objetos tirados, ropa fuera de sus cajones y las cobijas del colchón desordenadas.