Más noticias

Despiden a Keishla, la joven embarazada asesinada por el boxeador Félix Verdejo

El cuerpo de Keishla Rodríguez llegó al camposanto desde la Funeraria Ehret, en San Juan, escoltado por miembros de la Policía de Puerto Rico, y en uno de los carros fúnebres se leía el mensaje: 'En memoria de todas las víctimas de violencia de género'.

San Juan, Puerto Rico

Decenas de personas despidieron este sábado en Puerto Rico a Keishla Rodríguez, una joven de 27 años asesinada en estado de embarazo supuestamente por el boxeador Félix Verdejo y otro hombre, en un emotivo entierro con proclamas en contra de la violencia machista.

'Ella siempre va a ser la reina de mi corazón', afirmó José Rodríguez, padre de la fallecida, durante el duelo celebrado en el Cementerio Los Angeles Memorial en Guaynabo, municipio vecino a la capital puertorriqueña.

El padre, acompañado de la madre y la hermana de la fallecida, agradeció 'al pueblo, a los que se unieron con nosotros', incluyendo a la prensa, por las muestras de respaldo y solidaridad.

El cuerpo de Keishla Rodríguez llegó al camposanto desde la Funeraria Ehret, en San Juan, escoltado por miembros de la Policía de Puerto Rico, y en uno de los carros fúnebres se leía el mensaje: 'En memoria de todas las víctimas de violencia de género'.

Familiares y amigos de Keishla llevaban consigo flores o globos en un sentido homenaje. En la despedida, el pastor evangélico Neftalí Díaz también se unió al duelo y ofreció unas palabras.

'Ahora nos quedarán los recuerdos, los momentos gratos y eso es lo que nos guardaremos. Nos quedarán las sonrisas, los abrazos, el tiempo que pudimos abrazarle y amarle', dijo.

'A veces perdemos el tiempo en trivialidades. Hoy estamos unidos aquí en un solo cuerpo, en un solo pueblo', agregó Díaz, quien exhortó a la madre de Keishla a que fuera por el mundo llevando el mensaje de que ninguna otra mujer debe ser asesinada.

Vecinos de la familia Rodríguez Ortiz en el residencial público (barriada popular) Villa Esperanza, en San Juan, también pintaron un mural en recordatorio de Keishla y se ubicó un altar en su honor.

UN CASO DE VIOLENCIA MACHISTA QUE ESTREMECIÓ A PUERTO RICO

De acuerdo a la denuncia criminal del FBI, en manos de quien se encuentra el caso que ha estremecido a Puerto Rico, Verdejo está acusado de homicidio, secuestro, robo de un vehículo a mano armada y de matar intencionalmente a un no nacido.

En la denuncia se detalla que la joven Rodríguez, según su familia, recibió en su casa a Verdejo para informarle de que estaba embarazada de él, y este le pegó un puñetazo, le inyectó una sustancia desconocida, la ató de manos y pies y a un ladrillo, antes de tirarla por un puente sobre la laguna, situada cerca de San Juan.

La Fiscalía federal también acusa a un individuo identificado como Luis Antonio Cádiz -quien colaboró en las pesquisas- por su participación, junto al boxeador, en el asesinato y la planificación del delito.

El mediático caso ganó repercusión por la figura del presunto asesino, el 'Diamante' Verdejo, considerado la esperanza del boxeo puertorriqueño, y por tratarse de un crimen agravado por el embarazo de su amante, con la que el púgil mantenía una relación al margen de su matrimonio.

También ha reavivado con fuerza el debate sobre la violencia machista, una lacra que se ha llevado en la isla en lo que va de 2021 al menos a 14 víctimas mortales.

El asesinato de Rodríguez y el reciente caso de Andrea Ruiz, encontrada medio calcinada la semana pasada en Cayey, en el centro norte de la isla, y que había solicitado recientemente una orden de protección, que le fue denegada, conmocionaron a la sociedad puertorriqueña. EFE