09/12/2022
01:58 PM

Más noticias

Joe Biden gana primaria demócrata de Carolina del Norte

  • 03 marzo 2020 / 07:03 AM /

Carolina del Norte, con una población negra relativamente amplia, aporta 110 delegados a la convención, en tanto Virginia aporta 99.

Carolina del Norte, Estados Unidos

Joe Biden se impuso en la primaria de Carolina del Norte, de acuerdo con proyecciones de los medios estadounidenses, tras alzarse con Virginia en los comicios internos demócratas que en este 'supermartes' se celebran en 14 estados.

Carolina del Norte, con una población negra relativamente amplia, aporta 110 delegados a la convención, en tanto Virginia aporta 99.

Las votaciones de este martes asignan 1.357 delegados a la convención demócrata de julio, un tercio del total. Se necesitan al menos 1.991 delegados para obtener la candidatura presidencial del partido para hacer frente al presidente Donald Trump en los comicios de noviembre.

Vea: Bernie Sanders gana primaria de Vermont

Decenas de millones de estadounidenses se pronuncian en la fecha más importante del calendario de la campaña para elegir al rival del presidente republicano Donald Trump en las elecciones de noviembre, una jornada en la que votan estados muy poblados como California, Texas y Carolina del Norte.

Tras el cierre de las urnas a las 19H00 locales (00H00 GMT), las proyecciones de los medios estadounidenses dieron ganador a Biden en la primaria de Virginia, un estado que aporta 99 delegados.

Biden llega revitalizado a esta votación luego de ganar el sábado en Carolina del Sur con un importante margen, y tras haber sumado el lunes los apoyos de los exaspirantes Pete Buttigieg, Amy Klobuchar y Beto O'Rourke, consolidando el aval de los moderados del partido, que temen que Sanders esté demasiado a la izquierda para ganarle a Trump.

Este impulso también le permitió al exvicepresidente de Barack Obama hacerse con los 110 delegados de Carolina del Norte, según las cadenas de televisión estadounidenses.

En tanto, Sanders -que busca conservar el liderato tras imponerse en New Hampshire y Nevada y terminar casi empatado en Iowa- ganó en el estado de Vermont, donde es senador, sumando 16 delegados.

Pero Biden logró captar los votos de los candidatos que desertaron y recibe un 36% de las preferencias, relegando a Sanders al segundo lugar con 28%, según una nueva encuesta realizada entre votantes demócratas por la firma Morning Consult.

Para Sanders -que se describe como 'socialista democrático'- la fórmula para derrotar a Trump es congregar 'la mayor participación de votantes en la historia' del país.

Su campaña -que defiende ideas como la cobertura universal de salud y un alza del salario mínimo- capta buena parte del voto latino, tiene gran movilización y ha logrado una recaudación récord a base de contribuciones de particulares.

Una de las incógnitas de la jornada es el desempeño que logrará Bloomberg, el multimillonario exalcalde de Nueva York de 78 años, que debuta en las primarias este 'supermartes', tras gastar 500 millones de su fortuna personal y posicionarse como tercero en discordia.

En cuarto lugar aparece la senadora progresista Elizabeth Warren, de 70 años, que intenta reavivar su campaña tras magros resultados. Muy por detrás figura la congresista de Hawái Tulsi Gabbard, de 38 años, sin expectativa de despuntar.

'Afortunadamente pude votar por alguien que representa muy bien lo que quiero para el país y también creo que compite muy bien contra Donald Trump', dijo a AFP Kevin, un informático partidario de Sanders en Los Ángeles.

Cindy Eleanor, de 75 años, no opina igual. 'Voté por Biden', dijo desde un circuito con vistas al océano Pacífico en Playa del Rey. 'Bernie no es la corriente principal para la mayoría de los estadounidenses y nunca lo ha sido'.

Triunfo en Alabama

Joe Biden se impuso en la primaria de Alabama, sumando varios triunfos en estados del sur de Estados Unidos como Virginia y Carolina del Norte, según las proyecciones de medios, en una jornada clave de las internas demócratas conocida como el 'supermartes'.

Este estado tiene 52 delegados y en 2016 fue una victoria fácil para Hillary Clinton, una tendencia que el exvicepresidente de Barack Obama se encamina a confirmar, frente a su principal rival partidario, el senador de izquierda Bernie Sanders.