Washington, Estados Unidos.

El aspirante republicano a la Casa Blanca Jeb Bush dijo hoy sentirse personalmente ofendido por los comentarios de su rival en las primarias del partido, Donald Trump, sobre la inmigración irregular a EUA, unas declaraciones que también condenó el excandidato a la Presidencia Mitt Romney.

Bush, cuya esposa Columba es mexicana, se mostró indignado por las polémicas declaraciones de Trump, que el mes pasado lanzó duras críticas contra los inmigrantes procedentes de México y propuso levantar un 'gran muro' entre los dos países.

'Este tipo de comentarios extraordinariamente feos no reflejan al partido republicano', dijo Bush después de participar en un desfile por el Día de la Independencia de EUA en el estado de Nuevo Hampshire, informó el diario The New York Times.

'(Trump) no es un hombre estúpido, así que no asumo que piense que todos los mexicanos que cruzan la frontera son violadores. Está haciendo esto para inflamar, incitar y atraer la atención, que parece ser el principio organizador de su campaña' a la presidencia, añadió el exgobernador de Florida.

Bush, favorito en las encuestas sobre la carrera republicana para las elecciones presidenciales de 2016, respondió afirmativamente a la pregunta de si se toma personalmente los comentarios de Trump dado que su esposa es mexicana.

'Si, por supuesto, absolutamente, y mucha otra gente' también se lo toma personalmente, indicó Bush.

Lea más: Alicia Machado a Donald Trump: Eres racista y te pareces a Hitler

Además: América Ferrera le da las gracias a Trump por encender el fuego latino

Trump defendió hoy sus polémicos comentarios en una entrevista con la cadena de televisión Fox, y aseguró que no esperaba una reacción tan dura como la que se ha encontrado.