Más noticias

Periodista hondureña triunfa en Univisión de Los Ángeles

Cecilia Bográn es una reconocida y triunfadora comunicadora que ha ganado varios premios por su trayectoria en Estados unidos.

Los Ángeles, Estados Unidos

Ganadora de tres Golden Mics, un Emmy, varios LA Press Club Awards, un premio de GLAAD (Gay and Lesbian Association) y múltiples reconocimientos por su labor comunitaria por parte de las autoridades de la ciudad de Los Ángeles y diferentes organizaciones con las que ha colaborado, Cecilia Bográn es una reconocida y triunfadora periodista hondureña en la ciudad angelina.

Su nombre de pila es Emma Cecilia Bográn Ustariz, aunque en los medios de comunicación es más conocida como Cecilia Bográn.

Dejó su natal Honduras en 1995; realizó dos años de teatro y periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), pero para convertir su sueño en realidad se fue a estudiar y prepararse mejor en tierras lejanas. Llegó a Los Ángeles, Estados Unidos, como agente consular y por cosas del destino, nos cuenta cómo ingresó a una de las cadenas noticiosas más importantes de Norteamérica; Univisión 34 LA.

¿Cómo es su vida fuera de Univisión?

Estoy casada con Richard Miller un cowboy, cantante de música Country muy trabajador y guapo que me robo el corazón en una visita a San Antonio Texas, con quien tengo un bello hijo, Eric Emilio Miller Bogran de cuatro años y a quien estoy criando bilingüe… y espero lograrlo!

Mi vida fuera del trabajo es súper ocupadísima. Trato de dedicarle minutos de calidad a mi hijo que con el trabajo y el tráfico de Los Ángeles es siempre un reto. Tengo una agenda social bien apretada porque siempre soy la que organiza las pachangas en mi grupo de amigos, también nos encanta acampar y una vez al mes vamos a algún lago, parque o playa a hacerlo porque California tiene tanto que ofrecer. Eso creo que lo heredé de mi papá el Dr. Marco A. Bográn, que fue uno de los miembros fundadores de los boyscouts en Honduras.

¿Qué extraña de Honduras?

Extraño el sabor salado y el calor del mar de Tullían, Omoa. Nací en Puerto Cortes. La sazón de las chuletas con tajadas de guineo del puerto, el verdor de las montañas en el Merendón y el abrazo físico de mi mami y familia. Extraño la Honduras libre de crimen de mi niñez, entre mil otras cosas, todos los días extraño.

¿Qué lugar de Honduras visita en sus vacaciones?

Cuando viajo a Honduras me gusta estar en casa absorbiendo el amor familiar que me pierdo en la lejanía, pero siempre me doy la oportunidad de conocer. En mis últimos viajes llevé a mi esposo a Copán, Santa Bárbara, La Esperanza, Gracias, el Lago de Yojoa, Tegucigalpa, San Pedro Sula y todo Cortés y su bella costa. Este año voy a Roatán y a Pulhapanzak. Tengo muchas ganas de conocer la Mosquitia y de volver a Trujillo y Tela.

¿Cómo llegó a Univisión 34?

Llegaron a entrevistarme porque yo estaba en un obra de teatro llamada “La Casa de Bernarda Alba” de Federico García Lorca. Encarnaba a Angustias y angustiada les dije que tenía meses enviando mi currículo a Univisión y que nadie me contestaba. Creo que a la reportera le caí bien porque me consiguió una cita con su jefa y después de esa entrevista me contrataron para una semana de prueba. Eso fue en 1998. Después de la semana de prueba me quedé. Comencé como asistente del asistente del asistente y poco a poco fui creciendo, coordinadora, después productora de segmentos, posteriormente productora de un programa y por fin en 2001 me dieron la oportunidad de salir frente a las cámaras que siempre fue mi anhelo.

¿Cuál es su cargo en Univisión LA?

Soy reportera de noticias, pero durante muchos años fui la reportera de espectáculos y hace cuatro años pedí el cambio a noticias porque me cansé de los egos de la “artisteada” y me parece que la farándula ha cambiado mucho porque ahora se centra más en el chisme que en las cosas que a mí en realidad me interesan.

¿Se ha encontrado con obstáculos en su carrera?

El único obstáculo que he encontrado son mis propios temores e inseguridades, pero como siempre, los logro controlar y aquí seguimos vigentes y creciendo.

¿Se siente orgullosa de representar a Honduras en la televisión latina de Los Ángeles?

Me enorgullece de sobremanera saberme catracha, y siempre trato de enaltecer el nombre de Honduras y de mencionar que soy catracha. Ahora estoy muy emocionada porque voy a Honduras a grabar unos reportajes en dos semanas y lo bueno es que en esta ocasión no es para reportar sobre el Mitch como me correspondió en el 98, ni sobre el narcotráfico o el crimen, que es lo que siempre mencionan, sino que voy a desarrollar una serie de reportajes turísticos y sobre la participación de Honduras en el mundial de fútbol. Estoy muy emocionada porque creo que rescatar el turismo puede ser clave para levantar las oportunidades laborales en Honduras y cambiar la imagen que se tiene en el exterior de mi bello país que tiene mucho que ofrecer. Nuestra gente en el fondo es amable, agradecida, hospitalaria y solo necesitamos que nos lleguen a visitar para poder demostrarlo.

¿Cuál ha sido la entrevista que más se ha identificado?

Cuando viajé a Israel a realizar una serie de reportajes sobre Tierra Santa, me acompañó en espíritu mi “abue” Dora Gutiérrez de Ustariz, quien siempre soñó con visitar la tierra de Cristo y murió sin lograr ese sueño. Ese viaje me marcó y le pedí a Dios en el muro de los lamentos que me bendijera con una familia propia y al año estaba casada y esperando a mi bebé. Además los reportajes fueron tan emotivos y profundos que me llevé el premio Emmy.

¿Colabora para alguna organización no gubernamental o apoya alguna causa especial?

Soy miembro de la junta directiva de dos organizaciones centroamericanas: CARECEN (Central American Resource Center) y MACH (Mujeres Activas en el Comercio Hispano).

¿Sigue activa en el teatro?

Fui parte del elenco de dos Círculos teatrales en Los Ángeles, el teatro Frida Kahlo del grupo de teatro Sinergia y la Fundación Bilingüe de las Artes. Durante los tres años que me dediqué a la actuación en esta ciudad, hice 14 obras teatrales y me hacen mucha falta las tablas pero el compromiso de tiempo es muy extenso y por ahora mientras mi hijo esté chiquito no puedo.

¿Cuál sería el mensaje para los periodistas que sueñan con llegar a trabajar en una cadena de televisión como Univisión?

Que el hambre de informarse y compartir esa información siempre guíe sus pasos, porque esta es una carrera muy comprometida con el público y con la verdad. No intenten ser alguien que no son, porque creo que la personalidad propia los puede hacer llegar muy lejos, pues mientras se proyecten como son, la audiencia respeta la credibilidad y se encariña uno. A lo largo eso se abren las puertas a la entrevista “exclusiva”, al acceso que deseen y a historias que además de informar tocan corazones y cambian vidas.