Más noticias

Denuncia deportación de hondureño que pidió asilo por ser gay

El hondureño Italo Morales, de 27 años, fue puesto en un avión a Honduras luego de estar detenido en Krome desde el jueves, dijo el abogado de inmigración Nicolás Olano.

Miami, Estados Unidos

Un abogado de Miami denunció hoy la deportación 'fulminante' e 'ilegal' de un joven hondureño que había pedido asilo por su condición de homosexual, al tiempo que criticó a la Administración Obama por su falta de iniciativa para revisar la política de deportación de indocumentados.

'La moción que habíamos presentado implicaba una suspensión automática del proceso de deportación' de Italo Morales, de 27 años, pero 'le deportaron pese a todo', dijo a Efe el abogado de inmigración Nicolás Olano.

El abogado afirmó que 'ser gay puede ser un motivo para pedir asilo' en Estados Unidos, como integrante de un 'grupo social particular' que teme por su integridad.

Morales fue detenido el jueves pasado y deportado a su país de origen este lunes, explicó el letrado de Miami, quien se mostró profundamente molesto con el presidente Barack Obama por 'decir que va a ser más humanitario y revisar la deportaciones', y, sin embargo, 'es al contrario'.

A la espera de la decisión del juez encargado del caso, el jueves pasado agentes de inmigración llamaron a Morales y 'le dijeron que tenía que presentarse porque el grillete electrónico que llevaba puesto estaba bajo de batería'. Cuando el joven se presentó ante las autoridades migratorias, 'le detuvieron y deportaron de manera fulminante', se quejó el abogado.

Explicó Olano que el hondureño había cruzado ilegalmente a EE.UU. en dos ocasiones, la última en 2005, y, tras ser detenido en Texas por las autoridades migratorias, 'fue notificado de forma equívoca para comparecer en Corte. No fue y le pusieron una orden de deportación en ausencia'.

Fue en el sur de Florida, en 2013, donde fue detenido 'casualmente' por la Policía y puesto bajo un 'programa de supervisión intensiva con grillete electrónico'.

Pese a la moción presentada por la oficina de Olano para suspender la orden de deportación del joven y reabrir el caso, este fue deportado.

Ahora el juez debe emitir un fallo. Si la decisión es favorable al joven gay, 'que tiene muchos problemas' en Honduras, podrá regresar a EE.UU.; pero, de no ser así, apelaremos ante una instancia superior, dijo el letrado.

'A este muchacho lo deportan violando la ley', ya que, subrayó, 'cuando una persona tiene una moción para reabrir un caso pendiente por falta de notificación, no se le puede deportar'.

'Confío en que pueda volver. Esa es mi esperanza. Mis argumentos legales son muy sólidos en la parte legal y probatoria. A este muchacho nunca se le siguió el debido proceso' en Estados Unidos, insistió.

Tomado de: elnuevoherald.com