25/11/2022
12:08 PM

Más noticias

Huracán Ian ahora amenaza el sureste de EEUU tras devastar Florida

Se había debilitado en tierra pero recuperó estatus de huracán

Miami, Florida

El huracán Ian amenazaba el viernes con azotar otros estados del sureste de Estados Unidos, incluidos Carolina del Sur y Carolina del Norte, tras causar devastación en Florida, donde dejó al menos una docena de muertos y el número de víctimas podría aumentar.

Después de debilitarse en tierra, Ian recuperó su estatus de huracán en el Atlántico, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC), que pronosticó hasta dos metros de marejadas ciclónicas cuando llegue a la costa de Carolina del Sur por la tarde.

Ian, uno de los huracanes más poderosos que golpearon a Estados Unidos, obligó a socorrer a centenares de personas en Florida.

El gobernador del estado, Ron DeSantis, describió el viernes el área costera de Fort Myers como “zona cero”, pero destacó que también hay “efectos tierra adentro”.

Muchas personas lograron abandonar sus hogares, pero al menos 20.000 optaron por quedarse, dijo DeSantis

Funcionarios locales confirmaron la muerte de al menos 12 personas, la mayoría en el condado de Charlotte.

DeSantis advirtió que era demasiado pronto para hacer un balance del número de muertos y que esperaban más datos en los próximos días.

El NHC emitió una alerta de huracán para toda la costa de Carolina del Sur, así como para partes de Georgia y Carolina del Norte.

Se espera que luego Ian se debilite rápidamente y se disipe “cerca de la frontera entre Carolina del Norte y Virginia el sábado por la noche”, dijo el NHC.

- “Estoy viva” -

Florida continuó el viernes constando la magnitud de la devastación.

La ciudad de Fort Myers, donde Ian tocó tierra el miércoles como un poderoso huracán de categoría 4, fue de las más golpeadas. Allí las calles se convirtieron en ríos y el agua del mar inundó las casas.

Un residente, Tom Johnson, fue testigo de la devastación desde su apartamento en el segundo piso de un edificio junto al puerto.

“Tenía miedo porque nunca había pasado por eso”, contó el hombre de 54 años a la AFP. “Eran ruidos aterradores, con escombros volando por todas partes, puertas por el aire”.

Su casa no sufrió daños, pero una de sus vecinas, Janelle Thil, no tuvo tanta suerte y tuvo que pedir ayuda después de que su apartamento de la planta baja comenzara a inundarse.

“Agarraron a mis perros y luego salté por la ventana y nadé”, dijo la mujer de 42 años.

Cuando Thil regresó a su apartamento después de que pasó la tormenta, abrió la puerta y tuvo que esperar “unos cinco minutos para que saliera toda el agua de la inundación”.

“Me encantaba mi casa”, dijo. “Pero estoy viva y eso es lo que importa”.

Un oficial de la Guardia Costera de Estados Unidos indicó que helicópteros estaban evacuando gente refugiada en los techos de sus casas.

- 17 migrantes desaparecidos -

Diecisiete migrantes siguen desaparecidos luego de que el bote en que viajaban se hundiera el miércoles cerca del archipiélago de los Cayos, en el extremo sur de Florida.

De las 27 personas a bordo, una fue hallada muerta y otras nueve fueron rescatadas, dijo la Guardia Costera. Entre ellos se encontraban cuatro cubanos que nadaron hasta la orilla en los Cayos.

Gran parte de la costa suroeste de Florida quedó sumida en la oscuridad con el pasaje de Ian. El viernes, cerca de 2 millones de viviendas y comercios permanecían sin luz, de un total de 11 millones, según el sitio especializado PowerOutage.

Dos islas de barrera cerca de Fort Myers, Pine Island y Sanibel Island, que suelen atraer turistas, quedaron esencialmente aisladas cuando la tormenta dañó los caminos hacia el continente.

Antes de arrasar Florida, Ian tocó tierra la madrugada del martes en Cuba, donde causó al menos tres muertos y provocó un apagón generalizado. La electricidad estaba regresando gradualmente en las últimas horas, pero muchas casas seguían sin luz.

Laura Mujica se sumó a las decenas de cubanas que protestaron el jueves en La Habana por la falta de luz, que hacía que la comida se echara a perder.

“Estamos cansados ya”, dijo a la AFP. “Las mujeres decidieron salir a la calle, empoderarnos y protestar para que nos pusieran la corriente” eléctrica, agregó la joven de 20 años.

El cambio climático inducido por la actividad humana está provocando eventos meteorológicos más severos en todo el mundo, dicen los expertos.

Según un análisis preliminar de científicos estadounidenses, el calentamiento global aumentó las lluvias extremas, como las que desató Ian, en más del 10%.