20/05/2024
01:51 AM

Hillary Clinton se consagra como la candidata demócrata

California, Estados Unidos.

Hillary Clinton logró anoche lo que nunca antes había alcanzado una mujer en Estados Unidos, la nominación del Partido Demócrata que la llevará a enfrentar una batalla sin precedentes contra el magnate neoyorquino Donald Trump, virtual candidato republicano, hacia las elecciones del 8 de noviembre.

Clinton consolidó la candidatura tras vencer a su rival Bernie Sanders en el estado de Nueva Jersey, en el último supermartes de las primarias y un día después de haber cruzado el umbral de los 2,383 delegados necesarios para asegurar la investidura.

“A todas las niñas que sueñan en grande: sí, pueden ser todo lo que quieran, incluso Presidente. Esta noche es para ustedes”, tuiteó Clinton luego de que se anunciara su victoria.

Sin resultados oficiales al cierre de esta edición, Clinton esperaba sumar victorias simbólicas, sobre todo en el gran estado de California, para desalentar a su rival de continuar la agotadora batalla hasta la convención demócrata de finales de julio.

Además de Nueva Jersey y California, otros cuatro estados celebraron primarias ayer: las Dakotas del Sur y del Norte, Nuevo México y Montana.

Reacciones

Trump atacó preventivamente a Clinton en un discurso tras consolidar victorias en tres estados, anunciando la campaña de destrucción personal que aspira lanzar contra la candidata, lo que incluye a su esposo, el expresidente Bill Clinton.

“Los Clinton han convertido el enriquecimiento personal en un arte”, afirmó, citando los financiamientos de la Fundación Clinton.

Sanders, el autoproclamado “demócrata socialista”, ignoró la victoria anunciada de Clinton, insistiendo en que el candidato demócrata no será elegido hasta la convención partidaria.

Ex primera dama, exsenadora y exjefa de la diplomacia estadounidense, Clinton regresa a las cimas políticas, ocho años después de ceder la nominación presidencial a Barack Obama. Ahora, Hillary está de regreso y la primera potencia mundial puede tener una mujer como jefa de Estado.