08/12/2022
04:55 PM

Más noticias

Hielo en los motores: la posible causa del siniestro del avión de AirAsia

  • 04 enero 2015 / 11:01 AM /

Los equipos de rescate han recuperado 34 cadáveres del vuelo 8501 que se estrelló en el mar de Java.

Yakarta, Indonesia.

La agencia de meteorología de Indonesia indicó que el clima fue el 'factor desencadenante' del accidente del avión de AirAsia, cuyos motores pudieron verse dañados por la formación de hielo.

'En base a los datos de que disponemos, recibidos durante el último contacto con la aeronave, el clima fue el factor desencadenante del accidente', señaló la agencia en un informe colgado en su página web. El documento se basa en imágenes satélite infrarrojas que muestran nubes cuya temperatura bajaba hasta los -80 y -85 grados.

El Airbus A320-200, que transportaba 162 personas a bordo, se precipitó al mar de Java el 28 de diciembre tras enfrentarse a un frente nuboso, poco después de su despegue de la ciudad indonesia de Surabaya rumbo a Singapur.

Lea más: 'Tomados de las manos' encontraron a pasajeros del AirAsia

Además: Francia abre investigación judicial por accidente de avión de AirAsia

'El fenómeno meteorológico más probable es la formación de hielo que puede dañar los motores por un proceso de enfriamiento. Se trata simplemente de una de las eventualidades, basada en el análisis de los datos meteorológicos existentes', añade la agencia.

El piloto había pedido tomar mayor altura para evitar las tormentas, pero no recibió inmediatamente la autorización a causa del importante tráfico aéreo que había en ese momento. Poco después, el aparato desapareció de las pantallas de los radares.

Según algunos expertos, por el momento no hay información suficiente para explicar la catástrofe.

'No es pertinente avanzar hipótesis sobre las causas del accidente mientras no hayan encontrado las cajas negras', declaró Chappy Hakim, excomandante del ejército del aire.

Además, los equipos de rescate han recuperado 34 cadáveres del avión de AirAsia accidentado hace una semana en el oeste de Indonesia, donde el mal tiempo y las fuertes corrientes dificultan las tareas de búsqueda, indicaron hoy las autoridades indonesias.