02/12/2022
01:40 PM

Más noticias

Hallan feto momificado en vientre de una anciana de 91 años

Los doctores creen que el feto lleva unos 50 años en el vientre de la anciana.

Santiago de Chile.

Médicos del Hospital Claudio Vicuña de San Antonio, en la zona costera de Chile, encontraron un feto desarrollado y momificado en el vientre de una mujer de 91 años que acudió al centro asistencial tras sufrir una caída.

Después de ser sometida a unas radiografías para verificar si tenía alguna lesión, los médicos comprobaron que la anciana chilena tenía un feto que podía llevar más de 50 años en su interior.

Se trata de un 'suceso extraordinariamente poco frecuente', según explicó el ginecólogo y director del centro hospitalario, Marco Vargas Lazo.

Según el representante del hospital, la radiografía mostró que la mujer tenía 'un esqueleto de un feto grande y desarrollado que ocupaba toda su cavidad abdominal'.

Una de las razones que podría explicar un caso tan extraordinario es que se tratase de un embarazo abdominal, que el organismo de la mujer hubiera 'encapsulado' para evitar que se produjera algún tipo de infección.

La mujer, que desconocía haber tenido el embarazo, reconoció que en algún momento 'alguien le habría dicho que podría tener un tumor' y afirmó que durante este tiempo 'había padecido dolores de barriga más o menos habituales pero se habría acostumbrado a vivir con ellos', comentó el director del centro hospitalario.

Lea más: Hallan dos fetos dentro de una recién nacida en Hong Kong

Además: EUA: Atacan a embarazada y le roban bebé no nacido

Por el momento, el representante del centro descartó intervenir a la paciente para extraerle el feto dado que por su edad 'comportaría más riesgos que beneficios'. 'Si pensamos que ella tiene 91 años eso quiere decir que ella aceptó este cuerpo extraño hace mucho tiempo, ahora el esqueleto del feto es parte de ella', sentenció el doctor.



Según información proporcionada por el centro hospitalario, este es el primer caso de estas características registrado en Chile y es muy similar a otros detectados en Marruecos, Brasil y Haití.