16/06/2024
08:58 PM

Guerra contra ISIS: EUA considera enviar más tropas a Irak

  • 10 junio 2015 /

El Pentágono establecería una nueva base militar en Irak con el fin de entrenar a las fuerzas iraquíes.

Washington, Estados Unidos.

El Gobierno de Estados Unidos planea establecer una nueva base militar en la provincia de Al Anbar (Irak) y enviar más tropas para llevar a cabo labores de entrenamiento y asesoramiento de las fuerzas iraquíes en la lucha contra los yihadistas del Estado Islámico (ISIS), según publicaron hoy medios de ese país.

Tanto The New York Times como The Wall Street Journal publicaron la información citando fuentes no reveladas de altos funcionarios de la Administración que dirige Barack Obama, pero la cifra de nuevos soldados que el presidente barajaría enviar a Irak varía de un caso a otro.

Mientras The New York Times sostiene que son 400 los nuevos efectivos que Obama quiere enviar para que se añadan a las tropas ya desplegadas en Irak que asesoran y entrenan al Ejército iraquí, The Wall Street Journal incrementa este número hasta 500.

La última vez que EUA aumentó el número de tropas en Irak fue en noviembre pasado, cuando Obama decretó el envío de 1.500 nuevos soldados, lo que situó la cifra total de personal militar estadounidense desplegado en el país asiático en 3.080.

Según The New York Times, uno de los objetivos principales de este nuevo envío de tropas y del establecimiento de una base en Al Anbar es ayudar a las fuerzas iraquíes a retomar la ciudad de Al Ramadi, que el Estado Islámico controla desde el 17 de mayo.

Lea más: EUA mata a alto mando de ISIS en incursión en Siria

Además: 'Tu hermano creó a ISIS': Estudiante confronta a Jeb Bush

Según apunta este mismo diario, la decisión implicaría un cambio en la estrategia estadounidense en Irak, que desde hace meses habría tenido como principal objetivo la captura de la ciudad de Mosul, en el norte del país, este mismo año.

Tras la caída de Al Ramadi, capital de Al Anbar, las fuerzas estadounidenses habrían decretado ahora la campaña en Al Anbar como prioridad, retrasando la posible toma de Mosul hasta 2016.